José Armando Martínez Nieves | Foto © CubaNet
José Armando Martínez Nieves | Foto © CubaNet

El gobierno confiscó propiedades de un cubano que participó en la Lucha contra Bandidos


Publicado el Jueves, 14 Noviembre, 2019 - 13:15 (GMT-4)


José Armando Martínez Nieves, de 77 años, vive en pésimas condiciones de vivienda en Santiago de Cuba luego de que el gobierno de la Isla le confiscara en dos ocasiones sus propiedades.

“Tenía dos propiedades que fueron herencia familiar y los comunistas me las robaron. Me quitaron todo. Una la robó el gobierno cubano y la otra se la vendieron a una persona sin mi consentimiento. No me han dado nada”, dijo Nieves a CubaNet.

Por si fuera poco, Nieves en 1966 participó por nueve meses en la Lucha contra Bandidos en la Sierra del Escambray, apoyando a la Revolución de Fidel Castro.

No ad for you

“Hace poco me llamaron para darme una medalla y no la quise, porque lo que quiero que es que me devuelvan mis propiedades y que acaben de terminarme la casa”, sostuvo.

Por el año 1963, la familia de este señor era dueña de un una Ponchera, ubicada en Alto Songo, Santiago de Cuba. No obstante, el gobierno cubano se la confiscó y hoy en ese lugar se encuentra el restaurante “El Rosal”. Asimismo, las tierras donde nació las autoridades la vendieron a una persona desconocida. 

Ni Nieves ni su familia ha sido nunca indemnizada por estos bienes. Nieves tiene que sobrevivir con lo que pueda vender, pues jamás ha recibido ayuda alguna.

“Yo vendo lo que aparece, cualquier cosa, fongo, guayaba, lo que sea. Pero lo que más hago es recoger latas para venderlas en los centros de acopio de materias primas. Así hago un peso hoy y otro mañana, que no me alcanza ni para comer”, sostuvo.

Luego de que el huracán Sandy le derrumbara en 2012 su vivienda, este señor de la tercera edad vive entre unas cuantas tablas que él mismo dispuso para pasar los días. 

Desde hace cinco años el gobierno le prometió una casa, que no han terminado pues le falta el piso, las puertas y ventanas, así como todas las instalaciones eléctricas, hidráulicas y sanitarias. No obstante, esto es mucho más que lo que Nieves posee y sin embargo no lo dejan mudarse a esa vivienda.

“Me quiero mudar así mismo, porque aún con todo lo que le falta es una mansión comparada con el ranchito donde vivo. Pero no puedo porque todavía no me dan el certificado de habitable. Ya he perdido las esperanzas y pienso que el gobierno cubano está esperando que me acabe de morir para terminar la casa y dársela a otro”, dijo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.