Oficina de la ONAT en La Habana Foto © CiberCuba

Tribunales cubanos sancionaron a 155 personas por evasión fiscal en 2018

En 2018 los tribunales cubanos sancionaron a 155 personas por evasión fiscal, un delito que registra un incremento en todo el país en los últimos años, y que puede acarrear penas de hasta ocho años de privación de libertad, según una información del periódico Trabajadores.

Sonia Fernández Ramírez, directora jurídica de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) explicó que hasta julio de este año, 71 contribuyentes han sido declarados culpables de ese delito, sin contar otras personas que fueron juzgadas por delitos económicos asociados, como la actividad económica ilícita, el contrabando, el lavado de activos y la falsificación de documentos.

“Cuando son juzgados penalmente, estos contribuyentes pueden perder derechos civiles como el de ejercer el sufragio o salir del país. Incluso hay casos más graves donde el sancionado por evasión fiscal también tuvo como antecedente la aplicación del Decreto Ley 149, norma que establece la confiscación de los bienes y el patrimonio adquiridos con dinero mal habido”, precisó.

Las violaciones más frecuentes incluyen la subdeclaración de ingresos, la no inclusión en la declaración del número de trabajadores contratados, el uso de materias primas de procedencia ilícita y la falsificación de la contabilidad de los ingresos y gastos.

Otras actitudes ilegales detectadas fueron la de violar el alcance de la actividad económica que se realiza, la asociación indebida entre trabajadores por cuenta propia y ocultar información mediante el empleo de menús diferentes para clientes nacionales y extranjeros.

Fernández Ramírez explicó que hay formas de conocer que el empresario está dejando de declarar ingresos. Los gastos de la instalación, el costo por el arrendamiento del inmueble, la compra de grandes cantidades de materias primas, el consumo energético, así como la ejecución de inversiones que demuestran prosperidad, deben verse reflejados en el debido aumento de las ganancias.

“Cuando se analizan los gastos, y luego los ingresos reportados, se hace evidente el nivel de subdeclaración, que en muchas ocasiones es consciente, inducido, pensado, provocado”, recalcó la funcionaria.

“Después de estas actuaciones, la Administración Tributaria realiza determinaciones de deudas tributarias de altas cuantías, un dinero que no se aportó en el momento establecido y en la cantidad debida al Presupuesto del Estado y que, por supuesto, se les cobra a tales evasores con las correspondientes multas y recargos por mora que la ley establece”, concluyó.

Los contribuyentes cubanos han denunciado en más de una ocasión que su actividad está afectada por numerosas multas y obligaciones, y que carecen de estímulos y recursos para trabajar. Muchos incluso han abandonado sus patentes para regresar a la ilegalidad.

Cuba es el país de América Latina con mayor carga impositiva. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los impuestos representan en la Isla el 41,7% del PIB nacional. El economista cubano Elías Amor explicó a CiberCuba que los impuestos representan en la Isla el 70% de su PIB.

 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.