Hombre pidiendo limosnas en Cuba | Foto © CiberCuba
Hombre pidiendo limosnas en Cuba | Foto © CiberCuba

Tras 60 años de revolución, el gobierno de Cuba pretende erradicar ahora el racismo y la discriminación


Publicado el Viernes, 22 Noviembre, 2019 - 13:51 (GMT-4)


El gobierno de Cuba ha creado un programa nacional destinado a combatir el racismo y la discriminación, el cual se dio a conocer este jueves durante la reunión del Consejo de Ministros, presidido por el gobernante Miguel Díaz-Canel, informó el diario Granma.

Según dijo el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, a pesar que después de 1959 “comenzó el desmontaje de las condiciones que generaron la discriminación racial en las etapas colonial y neocolonial, y aunque los avances son gigantescos, sólidos e incuestionables, ha resultado difícil revertir en apenas 60 años cuatro siglos de desigualdad”.

El funcionario explicó que el nuevo proyecto se ha concebido para eliminar definitivamente los vestigios de racismo y prejuicios que aún subsisten en Cuba, un problema que, recalcó, no se soluciona silenciándolo, magnificándolo ni abordándolo desde conceptos exógenos.

No ad for you

Entre sus objetivos está identificar las causas que propician la discriminación racial, diagnosticar las acciones a desarrollar por territorio, divulgar el legado histórico-cultural africano y de otros pueblos no blancos, y fomentar el debate público sobre la problemática racial dentro de las organizaciones políticas y de masas.

El programa incluirá además la lucha contra el regionalismo y la discriminación por el origen étnico y nacional.

Por otra parte, Díaz-Canel dijo que la discriminación racial permanece “en la cultura de un grupo de personas”.

“Hay manifestaciones de racismo en los chistes, en determinadas actitudes a nivel social, por ejemplo, en el sector no estatal con algunas convocatorias de plazas que especifican el color de la piel”, admitió.

En 2018 el Comité de Naciones Unidas (ONU) para la Eliminación de la Discriminación Racial publicó un informe en el que aseguraba que en Cuba persisten “el racismo y la discriminación estructural”, y le dio al gobierno castrista una serie de recomendaciones para erradicar el problema.

“El Comité considera que la población afrodescendiente en el Estado parte (Cuba) continúa siendo víctima de racismo y discriminación estructural, como producto del legado histórico de la esclavitud, lo cual se pone de manifiesto en la brecha de desigualdad en el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales de esta población en relación al resto”, decía el documento.

Un año después, Juan Antonio Madrazo Luna, coordinador nacional del Comité Ciudadano por la Integración Racial, denunció que la Isla ocultó las indicaciones de la ONU. Según expuso en una entrevista con CiberCuba, el gobierno cubano continúa intentando disminuir el activismo social y político en el ámbito de la discriminación racial, acusándolos “de ser parte de la subversión promovida por Estados Unidos y demonizándonos ante el resto de los cubanos”.

 

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.