Carlos Oliva Rivery Foto © Ernesto Oliva Torres

Detienen y amenazan a coordinador de la UNPACU por exigir la libertad de José Daniel Ferrer

El activista opositor Carlos Oliva Rivery, miembro de la dirección nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), fue detenido el jueves por agentes de la Seguridad del Estado y de la PNR, por su participación en la campaña por la liberación del líder José Daniel Ferrer.

Según denunció su hijo, el joven Ernesto Oliva Torres, su padre permaneció en la estación policial durante tres horas, y finalmente lo liberaron después de multarlo con 2.000 pesos por “los carteles y octavillas a favor de la liberación de Ferrer que han aparecido en Santiago de Cuba”.

Oliva Rivery, quien es además promotor de la iniciativa Cuba Decide, relató a la agencia CubaNet que mientras esperaba un transporte para regresar a su casa, fue arrestado y conducido hacia la Segunda Unidad Policial de Santiago de Cuba. Lo primero que le dijeron los oficiales que lo detuvieron fue que José Daniel Ferrer terminaría preso.

“También me multaron con 2.000 CUP, pero en esta ocasión se negaron a darme el talonario. Yo como siempre he dicho y mantengo mi postura de que no pago multas porque luchar pacíficamente por la libertad de mi país, y en este caso exigir la libertad de José Daniel Ferrer, no es un delito”, afirmó.

Los agentes también lo amenazaron con allanar su casa, y le advirtieron que dentro de poco sería llevado a prisión.

“Yo sé, desde que me uní a la UNPACU, cuáles son los riesgos que corro, he visto lo que es capaz de hacer el régimen para tratar de silenciarnos. Todo eso lo asumo, sin odios y sin rencores, pero con toda la convicción de que estoy del lado correcto de la historia, y que vamos a lograr en un futuro muy cercano un cambio de sistema en nuestra nación”, concluyó.

Ese mismo día otros cuatro miembros de UNPACU, más un familiar de la esposa de Oliva Rivery, fueron también detenidos. Así lo denunció en su cuenta de Twitter el senador republicano por el estado de Florida, Marco Rubio.

Uno de ellos, Yordanis Chávez Roll, declaró a CubaNet que los tuvieron unas dos horas en la estación, y que en su caso particular le impusieron una multa de 100 pesos. “Pero en vez de darme el talonario, el mismo oficial me lo rompió delante, y me dijo que no lo necesitaba porque al final nosotros no pagábamos multas”, precisó.

La imposición de multas es un método de la policía política contra los opositores, que luego utilizan para encarcelarlos por el impago de las mismas. A pesar de la represión e intimidación, UNPACU continúa jugando un papel clave en la campaña por la libertad de su líder José Daniel Ferrer, detenido el pasado 1 de octubre junto a tres miembros de la organización.

Esta semana la ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD), que supervisa y aboga por el respeto a los derechos humanos en la Isla, denunció ante el Comité para las Desapariciones Forzadas de Naciones Unidas los vejámenes y torturas a los que las autoridades carcelarias han sometido al preso político en estos 54 días.

Por otra parte, la organización Amnistía Internacional envió una Carta Abierta al gobernante cubano Miguel Díaz-Canel en la que le solicitaba acceso al país para monitorear in situ el juicio al que será sometido Ferrer.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.