Dirigentes partidistas, gubernamentales y militares en Bayamo Foto © La Demajagua

Simulacro de defensa a punto de cancelarse en Bayamo ¡porque a los dirigentes no les servían los uniformes!

La celebración del “Día Nacional de la Defensa” el pasado sábado 23 de noviembre tuvo en la ciudad de Bayamo un inesperado inconveniente que estuvo a punto de cancelar las acciones combativas: los cuadros no cabían en sus uniformes.

“Me da pena decirlo, pero es la pura realidad” dijo a CiberCuba, bajo condición de total anonimato, una familiar de trabajadores relacionados con la insólita tarea de hacer caber en sus uniformes verdeolivos a los dirigentes de la provincia de Granma, quienes para colmo de tensiones serían acompañados en el Día de la Defensa Nacional por el viceministro de las FAR, General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín.

Foto: La Demajagua

“El jueves fue que trajeron los uniformes nuevos de los almacenes del MININT. La orientación era que debían ser nuevos porque iba a estar el viceministro de las FAR y estaría la televisión nacional”, dijo a CiberCuba la informante.

“El problema es que ni al Primer Secretario del Partido en la provincia, Federico Hernández Hernández, ni al presidente del Poder Popular en Granma Manuel Sobrino les servían los uniformes, a pesar de que eran de la misma talla que los que usaron hace solo siete meses, cuando el ejercicio Meteoro 2019, en mayo pasado. Y no habían tallas más grandes en el almacén en ese momento, tenían que pedirlos a Santiago de Cuba y no daba tiempo”.

Foto: La Demajagua

Además de los dos altos dirigentes partidistas y gubernamentales, otros cinco cuadros del Partido se quejaron de que sus uniformes no les quedaban bien. “Y eran de la talla que ellos habían declarado antes”, precisó nuestra colaboradora.

A los trabajadores del Atelier “Primero de Mayo”, en las afueras de la capital provincial, correspondió la tarea de ajustar las tallas a los dirigentes. Según trascendió, se trató de una tarea titánica.

Foto: La Demajagua

“Mi cuñada y mi suegra, ambas, trabajan ahí, son costureras del Estado. Por eso sé todo lo que pasaron en estos dos días que casi ni pudieron comer del ajetreo que les pusieron: arreglar los uniformes militares de aquellos mastodontes les llevó de jueves al mediodía hasta las 3 de la madrugada del sábado, para que te hagas una idea”.

La situación fue más surrealista aún porque el material con el cual debían “ampliar” las tallas de uniformes que usarían los funcionarios el día 23 en horas de la mañana, debía extraerse de otros uniformes. Pero no tenían exactamente la misma tonalidad.

Foto: La Demajagua

“Los uniformes que les llevaron el jueves en la noche para que los desbarataran y sacaran material para coser las ampliaciones en chaquetas y pantalones casi nunca eran del mismo verde exacto, y se notaba el empate. Hubo que virar para atrás dos veces los uniformes que mandaban. Aquello era una locura”.

Según la fuente, los cuadros se probaron finalmente sus flamantes uniformes solo media hora antes de que empezaran los ejercicios de “Guerra de todo el Pueblo”, según la denominación oficial que poseen estas actividades simbólicas.

“Algunos quedaron después un poco anchos, pero les servían, que era lo más importante. Nadie supo que todo estuvo a punto de cancelarse o retrasarse. ¿Te imaginas que hubieran tenido que ponerse a hacer maniobras militares con un General de Ejército, sin tener uniforme militar? ¡Ah, y les prohibieron hablar de todo esto con nadie! Como si nunca hubiera pasado.”

Las diferencias abismales entre la alimentación del ciudadano común y el dirigente en sentido general ha dado pie a toda clase de chistes y anécdotas populares en Cuba. El episodio de los uniformes militares en Bayamo puede ocupar un lugar destacado en esa epopeya popular.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ernesto Morales

Periodista de CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985