Leosdán Martínez Foto © Radio Martí

Golpean a niño judío víctima de acoso en una secundaria de Camagüey

El niño cubano judío Leosdán Martínez, víctima de acoso en varias ocasiones en la escuela, fue golpeado el pasado viernes por compañeros de la secundaria básica América Latina donde estudia en la localidad de Nuevitas, Camagüey.

El padre del menor, Olaine Tejada, declaró a Radio Martí que un grupo de tres niños hijos de funcionarios del gobierno cubano lo esperaron a la salida y lo golpearon al fondo de la escuela.

Leosdán, de 12 años, por su parte, trató de escapar saltando un muro pero los atacantes le golpearon en la cara, causándole hinchazón en uno de sus ojos.

A Leosdán, quien pertenece junto a su familia al grupo judío sefarditas Bnei Anusim, le quitaron la kipá y se la pisotearon. 

También le gritaron "judío jodido".

El padre pretende denunciar a los padres de los niños que agredieron a su hijo, los cuales asegura que dos de ellos son oficiales del Ministerio del Interior y una tercera es funcionaria del Poder Popular en el territorio.

Ante esta situación, los padres de Leosdán se llegaron a la escuela para hablar con la profesora guía María Teresa Hernández, quien buscó una excusa y se marchó para no dar la cara.

Por su parte, la directora del centro, Daniellis Morejón, fue quien los atendió y dijo que no tenía conocimiento de lo ocurrido, aunque había sido informada de anteriores abusos.

Ahora la familia responsabiliza a la directora de lo que le pueda pasar a Leosdán, ya que no es la primera vez que el niño es sometido a hostigamiento en ese centro escolar.

Hace 15 días atrás, el menor también había sido víctima de abuso por sus convicciones religiosas, según asegura su progenitor.

Los padres habían sido citados a la escuela porque el niño estaba "cometiendo faltas graves y le acusaban de haber interrumpido una actividad política en honor del difunto dictador Fidel Castro. La medida que le quisieron aplicar fue la expulsión del centro", dijo el Olaine Tejada, padre al citado medio.

Aunque la profesora guía María Teresa Hernández quería la expulsión del niño, otros maestros le dijeron que no era violento, que tenía un buen índice académico y que era uno de los pocos estudiantes que hacía las tareas con la calidad requerida.

En una ocasión, el menor también sufrió una agresión cuando estaba jugando a fútbol con otro niño. "De buenas a primeras, por la espalda, adolescentes de su propio grupo, liderados por el hijo de un oficial de la Policía Nacional Revolucionaria; agreden a mi hijo", dijo el padre. 

"Están utilizando a los hijos de los dirigentes para reprimir a personas que somos simplemente diferentes. A mi hijo ya le han hecho dos actos de repudio frente al aula por defenderse de un niño, al que están utilizando para llevar a cabo acciones antisemitas y es el hijo del oficial de la policía. Es antisemitismo por parte del gobierno cubano", denunció.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985