Faure Chomón Mediavilla Foto © Juventud Rebelde/ Roberto Suárez

Falleció el Comandante Faure Chomón Mediavilla, controversial líder histórico del período revolucionario

El Comandante Faure Chomón Mediavilla, antiguo dirigente estudiantil y miembro del Directorio Revolucionario, falleció el pasado jueves en La Habana debido a un síndrome de disfunción multiorgánica, a los 90 años.

Los medios oficialistas subrayan la trayectoria de Chomón en las luchas contra el dictador Fulgencio Batista, especialmente su participación en el frustrado ataque al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957, así como su posterior alzamiento un año después en las montañas del Escambray, en las alturas de Trinidad-Sancti Spíritus.

Sin embargo, pese a sus grados de Comandante del Ejército Rebelde alcanzados en la lucha guerrillera, tras el triunfo de 1959 no ocupó ningún cargo relevante, salvo la cartera del Ministerio del Transporte, que mantuvo durante varios años de la década del 60. Además, fue designado como primer secretario del Partido Comunista en Las Tunas, cargo que desempeñó por 13 años.

Su principal “aporte” a la causa revolucionaria fue en la esfera diplomática, que desarrolló siendo embajador en la Unión Soviética, Ecuador, Bulgaria y Vietnam.

Fue también diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su constitución, en 1976, y fundador del Partido Comunista, en 1965. Integró desde entonces el Comité Central y fue miembro del Secretariado.

Chomón era para el pueblo uno de esos personajes históricos conocidos pero a la vez con poco poder decisorio en las altas esferas jerárquicas, salvo su presencia en los actos políticos que conmemoraban fechas gloriosas.

Aunque la nota que reproducen los medios oficiales se refiere a que Chomón sobresalió “por su lealtad absoluta a Fidel y Raúl” y “su defensa permanente de la unidad entre los revolucionarios”, las evidencias históricas apuntan a que Fidel Castro nunca lo eximió totalmente de responsabilidad por la breve insurrección que protagonizó el Directorio Revolucionario en el mismo 1959, cuando algunos de sus miembros se posesionaron del Palacio Presidencial y no entregaron las armas.

Algunos de los directivos del citado movimiento estaban inconformes con el rumbo que estaba tomando el proceso revolucionario en el que habían participado. 

Esa hidalguía subversiva le duró poco a Chomón. Entregó las armas tras la apelación de Fidel Castro de “¿Armas para qué?”, y desde entonces permaneció para siempre plegado a la sombra del poder, rememorando glorias pasadas y denostando a antiguos compañeros como Eloy Gutiérrez Menoyo, también Comandante de los alzados, y quien por mantener su postura anticomunista sufrió más de 20 años en las cárceles del régimen.

Le sobreviven su esposa Mabel Sanpedro, sus hijos Suyín y Rubén Chomón, y tres nietos.

Por decisión de su familia, los restos de Chomón serán cremados.  Sus cenizas serán expuestas el próximo domingo, entre las 9 am y las 12 del mediodía, en el Panteón de los Veteranos de la Necrópolis de Colón, donde podrá rendirle tributo la población. Tras la ceremonia de despedida e inhumación, serán trasladadas serán depositadas en el Panteón del 13 de Marzo en la Necrópolis de Colón.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985