Foto © Twins Cards/Twitter.

Ranking histórico de ligamayoristas cubanos: #9, Camilo Pascual

Después de ubicar a Adolfo Luque en el número 10 de mi escalafón, la (mi) novena plaza le corresponde al venerable Maestro de la Curva, Camilo Pascual.

“Arco de catedral”. “Semicírculo perfecto”. Así han catalogado a aquel envío rompiente que el habanero presentó como sello de la casa en 18 temporadas ligamayoristas. Tanto lo dominó, que publicaciones especializadas como Bleacher Report lo colocan como el cuarto mejor curveador de la historia, solo por detrás de Sandy Koufax, Bert Blyleven y Dwight Gooden.

Un monstruo en toda regla. No contento con ‘jorobarla’ como se le antojaba, su recta le rebasaba las 90 millas, y por ese camino lideró a los ponchadores durante tres temporadas sucesivas. Es más: suyo aún es el récord de más strikeouts recetados en un Opening Day con los 15 que le impuso a los Medias Rojas en 1960.

Los que no lo conocen (inclusive hubo algún narrador deportivo que lo viró ‘a la zurda’) se fijarán en que perdió casi los mismos juegos que ganó. Pero ocurre que ignoran que Camilo vivió sus primeros siete cursos ligamayoristas en los patéticos Senadores de los años 50, merecedores de la más célebre mofa del béisbol: “Washington, el primero en la guerra, el primero en la paz, y el último en la Liga Americana”.

La expresión de Charles Dryden era exacta. El criollo tuvo una triste foja de 57-84 mientras jugó con el equipo del D.C., pero cuando la franquicia se mudó en 1961 a Minneapolis se invirtieron los papeles y en los Mellizos estampó un balance de 88-57, que de paso lo vio convertirse en el amo de los ponches y asistente habitual a los Juegos de Estrellas (en total estuvo en siete).

Como si fuera poco, Camilo también comandó el menos antiguo de los circuitos en juegos completos y lechadas (tres veces cada departamento), y actualmente pertenece al Salón de la Fama de Minnesota.

Ted Williams –no hace falta decir quién fue este hombre– lo definió como “el curveador más temido de la Americana por 18 años”. Y Bill James dejó esta joyita en su cuenta de Twitter: “Camilo Pascual fue posiblemente el abridor número uno del béisbol entre 1959 y 1963”.

En 18 temporadas (1954-1971) jugó para Senadores de Washington, Mellizos de Minnesota, Rojos de Cincinnati, Dodgers de Los Ángeles e Indios de Cleveland.

Archivado en:

Michel Contreras

Periodista de CiberCuba, especializado en béisbol, fútbol y ajedrez.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985