Pesos cubanos convertibles (CUC) | Foto © CiberCuba
Pesos cubanos convertibles (CUC) | Foto © CiberCuba

Recorriendo La Habana: Así se viven los últimos días del CUC


Publicado el Lunes, 16 Diciembre, 2019 - 00:37 (GMT-4)


Los cambiadores clandestinos de dinero están “recogidos” últimamente. Ya no se les ve en los alrededores de las Casas de Cambio (Cadecas) o “haciendo media” en un parque para encontrar a quién canjearle algo.

En una céntrica esquina de Boyeros me encuentro con Amílcar, que cuenta cómo “al hermano de una socita mía lo guardaron tres días por estar cambiando diez euros en la calle. La policía le advirtió que para cambiar divisa estaban los bancos y las Cadecas”.

Amílcar, que ha pasado más de una década en el negocio ilegal de cambiar una moneda por otra, considera que habrá que quedarse con alguna moneda dura circulando en el mercado de la isla porque el peso cubano (CUP) no sirve. Afirma que “volveremos con gusto al dólar. Mientras, yo estoy cambiando dentro de mi casa y solo a la gente de mi confianza porque están metiendo tremendos operativos”.  

No ad for you

En la capital, las Cadecas están repletas. No dan abasto. Casi todo el que llega busca CUP o dólares estadounidenses, aunque se agotan fácilmente y a menudo no están disponibles. No quieren ver los pesos convertibles (CUC) ni en pintura.

Cambio de moneda / Foto: CiberCuba

“Es triste, pero los revendedores en la calle nos resuelven más que las Cadecas o los bancos. Nos ahorran grandes colas y siempre tienen lo que uno busca. Desapareciéndolos solo le hacen daño a la población”, resalta Lídice, que espera a que le toque su turno de cambiar en una dependencia del Estado.

La inminente desaparición del CUC es indiscutida. La pregunta del millón es cuándo lo terminarán de borrar del mapa. Hasta que el gobierno cubano responda esa interrogante deja claro, a través del control de las entradas y las salidas de dinero en efectivo (que prohíbe la exportación y la importación del CUC), que le interesa mantener las divisas lo más estáticas posible.

Rompiendo billetes en el aeropuerto

Una tarde cualquiera de un día cualquiera de noviembre pasado, en la terminal 3 del Aeropuerto Internacional de La Habana Daniel vio cómo un extranjero ripiaba un billete de 100 CUC.

La historia la encarnó un español entrado en los 50, que se insultó porque con esa moneda no podía comprarse un refresco mientras esperaba tomar su vuelo. Daniel, que trabaja como gastronómico en la terminal aérea, sintió dolor en el pecho cuando presenció el suceso. Dice que más de un turista ha hecho cosas así porque desconoce la ley que impide viajar con CUC o se niega a aceptar que solo puedan ser utilizados en las instalaciones que no están en los salones de última espera del aeropuerto.

Largas colas en el aeropuerto de La Habana para cambiar CUC por divisa antes de salir de Cuba / Foto: CiberCuba

A las afueras de la referida terminal, la cubanoamericana Camila, rodeada de maletas, reconoce que “el gobierno prohibió sacar o entrar CUC, pero a los que vamos a viajar solo nos dejan deshacernos de ellos cuando tenemos un Pase de Abordar confirmado en el mismo día.

“A esa hora coincide un montón de personas haciendo una cola en la Cadeca para obtener otro tipo de moneda y a muchos no nos da tiempo a cambiar antes de volar. Perdemos dinero porque si tratamos de llevar los CUC escondidos nos arriesgarnos a que nos lo decomisen todo”, explica con tono de preocupación.

No me pagues en CUC

El yogur blanco que Gerardo hace de manera artesanal es una delicia. Hace unos cinco años que se dedica a venderlo en algunos barrios de La Lisa a 1 CUC el “pepino” (1.5 litros). Pero desde hace unas semanas les exige a sus clientes que le paguen con 25 pesos en moneda nacional porque “el tipo que me suministra la leche no quiere saber de CUC”.

Lo mismo ocurre con Juan, Pedro o José, que venden jamón, pan o pescado. Quieren el pago en CUP. O sea, pesos cubanos. Temerosos, intentan evitar que la decisión oficial de la unificación monetaria los coja con cientos de CUC en la mano y luego no puedan deshacerse de ellos. 

Insultado en una cola de Cadeca, un joven dice que “es una falta de respeto que haya tenderas que se toman la atribución de decir que no aceptan pago con CUC. Hay más de una denunciada por eso. No tienen el derecho a adelantarse a los acontecimientos”.

Lo que un día fue... ¿no será?

Las cirugías plásticas hacen que Aida parezca más joven. Tiene la piel blanquísima, las arrugas escondidas y la mirada triste. Lleva tres décadas y media fuera de Cuba.

Sin embargo, su larga estancia en Miami no le ha borrado la memoria. Guarda vívidos los recuerdos de cuando se penalizó el dólar. Apenas había triunfado la Revolución y solo se le cambiaba un poco de dinero a cada persona. Hubo gente que se mató porque perdió una fortuna.

Aida, de visita en casa de una sobrina, comenta que “si tenías mil dólares, por ejemplo, solo te daban unos 200 pesos y el resto lo perdías. Dudo mucho que ahora hagan lo mismo porque eso provocaría un estallido social.

“Conozco a más de uno que le tiene terror a la idea de depositar divisas en una cuenta bancaria cubana porque piensa que puede perder ese dinero en un santiamén”, sostiene.

“Supongo que darán por lo menos algunos meses para que la gente se deshaga del CUC. Eso no puede hacerse de un día para otro. Sería una barbaridad”, opinó.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.