Cubanos en un banco (imagen de referencia). Foto © Cortesía del autor

CADECA sigue vendiendo divisas extranjeras… cuando tiene

Este artículo es de hace 1 año

Comprar divisas en las sucursales bancarias o en las Casas de Cambio (CADECA) deviene una misión verdaderamente imposible por estos días en la Isla, un hecho que dispara la ansiedad entre quienes, por distintos motivos, necesitan monedas extranjeras.

Aunque no se haya emitido una resolución por los directivos de la banca cubana que respalde legalmente la retención de estas divisas, basta un sencillo argumento para frenar las ventas en las cajas del gobierno: la pobre disponibilidad de monedas.

El fenómeno tiene lugar a escasos días de iniciarse la creación en bancos cubanos de cuentas bancarias para la adquisición de artículos eléctricos y automotores en las trece tiendas especializadas que se abrieron en La Habana y Santiago de Cuba. Establecimientos que surgieron con el fin declarado por el gobierno de recaudar las divisas que se escapaban a través del mercado ilegal.

Lo que no dijo el gobierno fue que retendría también los depósitos bancarios precedentes, o que se reducirían de golpe y porrazo las ventas en las CADECA, como, en efecto, sucedió apenas entraron en vigor las nuevas disposiciones gubernamentales.

Ante la demanda insatisfecha de los compradores se generó de inmediato un repunte considerable en los precios del dólar estadounidense en el mercado subterráneo, y la comprensible ansiedad de quienes necesitan moneda fuerte, sobre todo para para usarla en el extranjero.

No se trata de una apreciación exagerada por parte de los afectados, sino que las propias autoridades bancarias así lo comienzan a reconocer. Esther María Llorens, subdirectora de CADECA en Villa Clara, fue bien explícita al afirmar ante la emisora santaclareña CMHW que no hay una prohibición oficial, pues desde su institución se “sigue vendiendo divisas extranjeras, lo que no tenemos”.

Aunque ahora algunos podrían demandar dólares estadounidenses para cebar sus nuevas cuentas bancarias, y adquirir así cualquiera de los flamantes equipos que el gobierno ha comenzado a comercializar, las mayores tensiones las sufren quienes necesitan dólares para viajar al extranjero, y al no disponer de ese servicio en los bancos y las CADECA, deben acudir a los vendedores ilegales de divisas, donde ahora mismo el USD, por ejemplo, se cotiza entre 1.08 y 1.12 CUC.

Pero la iliquidez actual no se manifiesta únicamente con el dólar estadounidense, sino que afecta a la gran mayoría de las divisas extranjeras: “Tenemos que disponer de ellas en caja para poderlas vender, y ahora mismo no tenemos en existencia. Es ínfima la entrada diaria de dólares y otras divisas. Algunas veces sí tenemos dólares canadienses y pesos mexicanos cuando nos entran el día anterior”, dijo Llorens.

Explicó igualmente que de la poca divisa que CADECA logra recaudar se priorizan los aeropuertos: “Recordemos que el Banco Central ya circuló una resolución que establece que no se pueden sacar los CUC y CUP del país; y entonces nosotros hoy estamos direccionando lo que nos entra hacia los aeropuertos, de modo que podamos asegurarles a los turistas extranjeros que cambien los CUC por sus monedas antes de marcharse”.

La emisora santaclareña, con transmisión online, explicó que aquellos ciudadanos que dispongan de cuentas en divisas en las sucursales del Banco Popular de Ahorro y deseen retirar su efectivo, también tendrán que aguardar a que estas instituciones financieras dispongan del capital suficiente para reintegrarles sus ahorros en la moneda solicitada.

Según la información brindada por Nancy Alonso, directora provincial del BPA, el banco se queda con el número de celular del cliente y una vez que disponga del monto solicitado de dólares, le cursa una notificación al solicitante para que pase a retirar el efectivo, como se quejó una cubana en redes sociales.

“¿Cómo se entiende que, si es mi dinero, no lo pueda sacar cuando lo necesite y solo esperar a que ellos me llamen a mi fijo o móvil? Parece increíble, pero esto ocurre en los bancos de Cuba”, señaló Odalys Jaramillo Arabí, quien dijo sentirse “estafada” en su perfil de Facebook.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985