Adorno navideño en Cuba | Foto © Pedro Luis Garcia/Facebook
Adorno navideño en Cuba | Foto © Pedro Luis Garcia/Facebook

Solo los establecimientos privados en Cuba exhiben adornos de Navidad


Publicado el Jueves, 26 Diciembre, 2019 - 14:17 (GMT-4)


Llega diciembre, y con diciembre la Navidad, esa época del año en que tradicionalmente la gente en todo el mundo celebra, pone su árbol, le pide regalos a Santa y llena sus casas, sus patios y hasta el barrio con adornos navideños. Los cubanos, por su parte, han estado al margen de este tipo de celebraciones al menos desde le triunfo de la Revolución hasta la fecha.

No obstante, en los últimos tiempos cada vez son más las tradiciones foráneas que los isleños quieren repetir, ya sea los disfraces por el día de Halloween o los adornos con Papá Noel.

Adornos de Navidad / Foto: Pedro Luis García

Aunque no todos los cubanos pueden agenciarse adornos de este tipo -luces leds, guirnaldas, Santa Claus inflables, cadenetas de colores-, ya que las tiendas cubanas no suelen ofertarles y si los hay el dinero no alcanza para ellos, algunos que viajan al extranjero los compran o sus familiares de distintos países se los obsequian.

No ad for you
Adornos de Navidad / Foto: Pedro Luis García

Una muestra de ello es el Vedado habanero, donde se pueden ver motivos de Navidad pero mayormente en casas particulares o establecimientos privados. Los sitios estatales no tienen nada que celebrar.

Adornos de Navidad / Foto: Pedro Luis García

En las imágenes que aquí compartimos puede verse el contraste entre establecimientos estatales como los ubicados en 23 y 12, y los bares particulares.

Adornos de Navidad / Foto: Pedro Luis García

Demás está decir que si en las tiendas cubanas hay escasez de alimentos para comer en el día a día, también los hay de turrones, manzanas, uvas, o ese tipo de productos que no faltan en la mesa de una familia en cualquier lugar del mundo cuando llega diciembre.

Cuba cierra este 2019 luego de pasar un año marcado por la escasez, la crisis de combustible, incluso hasta de jabones o pasta dental.

Este mes se ha vuelto "un dolor de cabeza" comprar la carne de cerdo, plato que junto a la yuca, el congrí o los buñuelos es habitual en la mesa de una familia cubana por fin de año.

No obstante, los precios de la carne, cuando hay, son muy altos para el poder adquisitivo de los ciudadanos comunes de la Isla. Cuando los mercados estatales ofertan esta carne, desaparece al instante, porque la demanda es mucha y la oferta muy poca.

“Imagínate si yo puedo pagar 900 pesos y más por una pierna de puerco para el 31”, dijo a CiberCuba una madre de familia de la isla, que confesó que se había resignado hace dos o tres fines de año a no comer carne de puerco: “Yo cocino pollo, y se acabó”.

Y así sucede con muchísimos cubanos a lo largo y ancho del país. La escasez ha llevado a que incluso se olviden de que existen adornos navideños y se enfoquen en garantizar un plato a la mesa.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.