Vacunación de un hombre. Foto © Wikimedia Commons

Más de 3.300 casos de Hepatitis A en Florida en 2019, el triple que en los últimos cinco años

Florida identificó en 2019 más de 3.300 casos de Hepatitis A, casi el triple de los 1.175 que se registraron desde 2014 hasta 2018.

Según el portal web Florida Politics, aunque la semana pasada se diagnosticaron 49 nuevos casos, la tasa de personas afectadas se ha desacelerado gracias al reforzamiento de la campaña de vacunación y a la conciencia pública sobre el problema.

En opinión del cirujano general Scott Rivkees, aunque las últimas cifras son alentadoras, es imposible predecir cuándo cesará el brote.

“Pero todo lo que puedo decir es que desde que declaramos una emergencia de salud pública, el número de casos nuevos de Hepatitis A que hemos visto en todo el estado es menos de la mitad de lo que estábamos viendo antes de declarar una emergencia de salud pública”, aseguró.

Rivkees informó al Senado sobre la situación en septiembre pasado, cuando subrayó que casi todos los condados se habían visto infectados.

“Esto ha tenido un grave impacto en el estado de Florida”, afirmó.

De los 67 condados, 58 informaron de al menos un caso de Hepatitis A este año. El territorio de Pasco fue el más dañado con 413 casos, seguido de Pinellas y Volusia, con 377 y 301, respectivamente.

Desde el 1ro de agosto autoridades del estado emitieron una emergencia de salud por la rápida propagación del virus.

La Hepatitis A se transmite por contaminación fecal, ataca el hígado y puede provocar deficiencias en ese órgano. A pesar de no ser una dolencia fatal, aquellos pacientes con enfermedades crónicas hepáticas, del riñón o del sistema inmunológico presentan mayores riesgos.

El llamado Estado del Sol registra una tendencia al alza preocupante. En 2018 solo 548 personas de contagiaron de Hepatitis A, en 2017 únicamente hubo 276 casos, y entre 2014 y 2016, el número de informes de hepatitis no superó los 123 reportes.

Durante su comparecencia en septiembre, Rivkees calculó que para controlar el brote había que vacunar al 80 por ciento de la población de alto riesgo, formado por drogadictos y personas sin hogar. Hasta la semana pasada había sido inmunizado el 68 por ciento de ese grupo.

La enfermedad se transmite de persona a persona mediante contacto con materia fecal infectada, por lo que las autoridades recomiendan lavarse las manos después de ir al baño o cambiar los pañales de los bebés. El virus puede prevenirse con la vacunación.

 

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.