Bruno Rodríguez Parrilla Foto © MINREX

Bruno Rodríguez dice que 2019 fue un año de victorias

El canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla aseguró que el año que acaba de concluir fue un periodo de desafíos y victorias, y que Cuba resiste y vence, pese a los intentos de Estados Unidos por asfixiar su economía.

En una publicación en su cuenta de Twitter, el ministro recordó que el gobernante Miguel Díaz-Canel realizó en 2019 “exitosas visitas” a Venezuela, México, Irlanda, Belarús, Rusia, Argentina y participó en las Cumbres de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y del Movimiento de países no alineados.

El funcionario vuelve a hacer gala una vez más de su mala memoria, como demostró en una entrevista en octubre pasado, cuando negó la prohibición a regresar a la Isla que pesa sobre los médicos cubanos que abandonan una misión en el extranjero, y desconoció la existencia de los “regulados”, personas a quienes su gobierno no permite salir al exterior.

Rodríguez ignora la triste realidad que ha sufrido el pueblo en el año recién concluido, que ha resultado particularmente aciago. En 2019 la población sufrió una grave escasez de alimentos básicos, que se notó particularmente en el segundo trimestre, cuando desaparecieron de tiendas y mercados productos como el aceite, los huevos, la harina y todo tipo de carnes. Una realidad que provocó innumerables colas a las puertas de los establecimientos y escenas de evidente desesperación.

Meses después, en septiembre, la falta de petróleo derivó en una crisis energética que dejó su impacto en la mayoría de los sectores y actividades, no solo económicas como la agricultura, la zafra o el turismo, sino en esferas vitales y tradicionalmente “intocables” como la educación, donde se redujeron horarios de clases en todos los niveles de enseñanza.

El propio gobernante Miguel Díaz-Canel tuvo que comparecer en el programa televisivo Mesa Redonda para anunciar medidas de emergencia ante la grave situación energética. Entre estas, fue especialmente dolorosa la reducción a niveles mínimos del transporte público, así como el empleo de la tracción animal para actividades vitales como la transportación de alimentos y la recogida de basura.

Aunque Díaz-Canel y su séquito insistieron en que se trataba de un fenómeno coyuntural, lo cierto es que 2019 ha sido un año muy duro para los cubanos, que han visto también cómo cada día se deterioran más y más los servicios de salud y proliferan los casos de dengue.

Sin embargo, las palabras del canciller están en consonancia con lo expresado por el líder del Partido Comunista, Raúl Castro, quien en la clausura del XI Pleno del Comité Central afirmó que si se trabaja con optimismo y organización, se puede resistir lo que venga.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985