Sheily Mariam Oñates Araújo y tachuela que se tragó Foto © Adelante

Niña cubana se tragó una tachuela, no lo contó a sus padres y años después casi muere

Una adolescente cubana de 15 años casi muere por haberse tragado accidentalmente una tachuela años atrás y no decírselo a sus padres, quienes pensaban que solo sufría de algunos episodios respiratorios sin mayor importancia.

Sheily Mariam Oñates Araújo, de Camagüey, recuerda que un día, cuando contaba apenas 11 o 12 años, jugaba con una tachuela en sus labios mientras estaba absorta frente a su computadora, y sin poder evitarlo se la tragó.

La menor relató al periódico Adelante que en ese momento decidió que lo mejor era no contárselo a nadie. “Ese día me puse morada, eché un poquito de sangre y no dije nada en casa”.

En noviembre de 2019 sus padres, Yoander y Yanelis, tuvieron que llevarla al hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña, porque la niña empezó a vomitar sangre.

Según la doctora Arianna Sugrañes Montalván, especialista en Terapia Intensiva y Emergencia del centro, aunque no se sabía con certeza de donde procedía el líquido, siempre se sospechó que la fuente eran las vías respiratorias.

“Se le hizo un Rayo X de tórax y apreciamos lo que llamamos un cuerpo extraño, prácticamente insignificante, y con negativa familiar siempre de una broncoaspiración y una lógica confusión porque tenía el antecedente de enfermedades respiratorias a repetición. Cuando se empieza a conversar con la niña se acuerda del suceso y como se asustó no dijo nada. Incluso, un día tenía un coágulo de sangre en la boca y al ver a su mamá se lo tragó y le expresó que estaba comiendo caramelo. Eso lo da solo la inocencia”, precisó.

“Fue llevada a la terapia intensiva; mediante otros procederes no pudo resolverse, estudiamos todas las posibilidades, hasta que fuera tuberculosis, y nos llamaba la atención que se observaba una bronquiectasia muy localizada, en fin se le indicaron antibióticos, pero necesitábamos estudios más precisos”, detalló.

“Ese cuerpo extraño ya había creado a su alrededor una cápsula que envolvía el bronquio y era lo que provocada la bronquiectasia, que es la dilatación de los bronquios que están por debajo del obstruido, se van dilatando y es lo que sangra. No pudo ser extraído mediante la broncoscopia que hubiera sido lo ideal, es por eso que se decide intervenirla quirúrgicamente”, agregó.

Sheily tuvo que ser trasladada al hospital universitario Manuel Ascunce Domenech, pues allí se encuentra el equipo para hacer una Tomografía Axial Computarizada (TAC) multicorte. Finalmente, el 11 de noviembre fue llevada al salón de operaciones para quitarle una parte del pulmón izquierdo. Durante la cirugía llenó la vía respiratoria de sangre y hubo que virarla, cambiarle el tubo, reanimarla y volver a colocarla. Entonces empezó a responder satisfactoriamente.

“Ella se reía antes de ser anestesiada a pesar de estarse muriendo, y le dije te voy a operar y te voy a sacar la tachuela, ella se echó a reír. La situación era extrema, los padres estaban destrozados, sabían todo lo que estaba sucediendo y lo peor, lo que podría ocurrir”, recordó el cirujano Miguel García Rodríguez.

Por su parte Yosdamy Martínez Pérez, especialista en Terapia Intensiva y Emergencia, confirmó el buen estado anímico de la adolescente.

“Ella, muy risueña, porque a esa edad no se tiene percepción del riesgo y a veces esa actitud nos ayuda, porque el grado de su estrés no es igual que en los adultos. Lo que se hizo fue pensando en salvarle la vida, en su futuro, y que la rehabilitación fuera precoz. Después de intervenida ya se mostraba bien, la extubamos, dejó de sangrar, se veía como si no hubiera pasado este tipo de susto”.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985