Muere un cubano tras 58 días en huelga de hambre y sed en una prisión de La Habana

El cubano Lázaro Abreu Godínez, de 45 años, falleció tras una huelga de hambre y sed en una prisión de La Habana.

Según explicó a CiberCuba el artista disidente Maykel Osorbo, Godínez había sido condenado a tres años de privación de libertad por el delito de receptación.

Godínez había comprado una bocina, por lo cual el vendedor fue multado con 500 pesos y él sentenciado a tres años de prisión por tener antecedentes penales.

En prisión el cubano estuvo 58 días sin comer ni tomar agua desde el cinco de noviembre en la prisión 15 80 de Guanabacoa. 

Finalmente el hombre, padre de un niño de dos años, murió el pasado dos de diciembre.

"Te fuiste como un gran hombre", se le oye decir a la hermana en un video durante el entierro. "Aacabron con él", dijo.

También culpó a las autoridades judiciales del tribunal de la calle Monte de La Habana.

"Más jóvenes morirán, más madres llorarán , más niños se levantarán cada mañana sin saber que les espera un futuro triste. Que en paz descanse el hombre que fuera mi gran amigo Lázaro, no somos el problema, somos la consecuencia", dijo Osorbo.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985