Caleb Casas, que interpreta a Martí, junto a Carlos Celdrán Foto © www.facebook/Carlos Celdrán

“Hierro”, con su Martí imperfecto y adolorido, entre lo mejor del teatro cubano

Galardonada con el premio Villanueva de la crítica teatral, entre las mejores piezas y puestas de 2019, Hierro es un nuevo intento por aproximar a los cubanos a la figura de José Martí, cuya vida íntima, en sus años de exilio en Estados Unidos, repercutió directamente en su duro bregar por la independencia nacional y es motivo ahora de reflexión en la pieza de teatro elegida entre los mejor del año.

Escrita y dirigida por Carlos Celdrán, Premio Nacional de Teatro 2016, Hierro propone una versión bastante inédita de la vida de nuestro Apóstol. Al igual que las anteriores 10 millones y Misterios y pequeñas piezas, busca restituir el pasado, “lo perdido, lo olvidado, y lo recuperado” como confesó Celdrán en una entrevista con el sitio cubaescena que citaremos varias veces en este texto.

Celdrán corrió el riesgo de ficcionalizar la biografía de Martí y acató la transgresión implícita en ese acto, transgresión sumaria cuando se verifica que la obra no utiliza ni un solo verso ni una sola frase de Martí, aunque sí se pretende la apropiación del espíritu de quien ha sido llamado el Más Grande Pensador que ha dado Cuba.

En aquella entrevista, Celdrán explica que la obra teatral Hierro se llamó primeramente Martí personal, porque se trataba de un acercamiento personal, desde su subjetividad: “El texto nació alrededor de una poética muy tradicional, muy sencilla, muy de estudio de comportamiento. Creo que lo transgresor es que sea Martí en persona. Es algo que nosotros no estamos en condiciones de aceptar, por tanto, es muy transgresor. Porque nosotros no podemos concebir a una figura como esa en una condición teatral, dramática, jamás. Es tabú en nuestra imaginación”.

Hierro significa también la tercera interpretación extraordinaria del actor Caleb Casas para la compañía Argos Teatro, después de sus muy elogiadas interpretaciones en 10 millones y Misterios y pequeñas piezas. En 10 millones, el actor tuvo cierto margen para recrear su personaje, inspirado en el padre de Celdrán, pero en Misterios… y en Hierro, Caleb Casas intenta sobrepasar, y vence, el difícil reto de encarnar a personajes reales: el actor Vicente Revuelta, y nada menos que a José Martí, el misterio que nos acompaña, “el mito fundador de este país. El que dijo Cuba y la inventó”, por decirlo con  palabras de Celdrán.

Hierro evita la grandilocuencia del género biográfico tradicional y se apoya más bien en asuntos mínimos, pero por detrás y por debajo, está el todo trascendental: “La obra se posiciona en dos periodos de su vida, a una figura con esta magnitud no se puede ir desde la totalidad, porque te ahogas, hay que ir por partes sencillas que sirvan de parábolas o equivalentes de su vida”.

Los Premios Villanueva, otorgados por la Sección de Crítica, Investigación y Teatrología de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), serán oficialmente entregados este 22 de enero, Día del Teatro Cubano, a las mejores puestas de las artes escénicas exhibidas en 2019. Para la ocasión, Hierro vuelve a escena, para ser vista por todos los cubanos interesados en un Martí real, imperfecto y adolorido.

 

Archivado en:

Joel del Río

Joel del Río. Periodista, crítico de arte y profesor. Trabaja como redactor de prensa en el ICAIC. Colabora en temas culturales con algunos de los principales medios en Cuba. Ha sido profesor en la FAMCA y la EICTV, de historia del cine y géneros cinematográficos.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985