Trabajo por cuenta propia en Cuba Foto © CiberCuba

Crece reinserción laboral en Cuba gracias a sector privado

La población no económicamente activa de Cuba decreció en 40 mil 200 personas con relación a 2018, gracias al desempeño del sector privado, reconoció este sábado el gobernante Miguel Díaz-Canel, durante la reunión de balance anual del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Según el texto publicado por el portal oficialista Cubadebate, hacía tiempo no se veía esta disminución, que fue originada, especialmente, por el crecimiento del trabajo por cuenta propia en el país.

Al cierre del año pasado, habían al menos “4 millones 515 mil 200 ocupados en la economía, de los cuales 3 millones 79 mil 500 pertenecen al sector estatal y un millón 435 mil 700 al sector no estatal", indica la nota.

Sin embargo, aunque el sector privado ha ido en ascenso y es la principal fuente de nuevos empleos en la Isla, no se han concretado planes efectivos que mejoren su desempeño.

Aún persisten las insatisfacciones iniciales de los cuentapropistas como "la ausencia de un mercado mayorista para el aseguramiento de materias primas y materiales y la existencia de actividades que se ajusten más a la pequeña y mediana empresa que al trabajo por cuenta propia", consta en el informe del ministerio que resume el 2019.

En Cuba, las actividades más representativas del sector privado son la elaboración y venta de alimentos; transporte de carga y pasajeros; arrendador de vivienda, habitaciones y espacios; y agentes de telecomunicaciones, pero su crecimiento se ve entorpecido por el casi nulo apoyo del gobierno para facilitar su desarrollo. 

Díaz-Canel aseguró que, en el sector estatal, “el incremento salarial y la eliminación de subsidios y gratuidades excesivas” disminuirán la cifra de personas que no trabajan en el país, donde en los últimos años creció la población no económicamente activa por el desestímulo que representan los bajos salarios y las malas condiciones laborales.

El país atraviesa por una crisis económica agravada por la baja productividad en el sector estatal, la deserción laboral y el envejecimiento acelerado de la población de la Isla, donde los ancianos jubilados perciben un promedio mensual de prestaciones de la asistencia social de 237 pesos cubanos (9.48 CUC) y pueden terminar en situación de indigencia.

Según el documento, se identificaron 2 169 personas con conductas deambulantes, calificativo que utiliza el gobierno para referirse a personas desamparadas, en estado de mendicidad, que han sido abandonadas o carecen de familiares que puedan prestarles ayuda.  

El informe reconoce que la economía cubana se encuentra “trabada” y que es en el sector estatal donde el factor salario se mueve más lentamente.

“El sector privado resuelve ese asunto bien rápido, entonces nuestra dinámica es de burocracia (…) y no concretamos las cosas”, reconoció Díaz-Canel.

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985