José Eduardo Dos Santos, expresidente de Angola | Foto © Agencia Anadolu
José Eduardo Dos Santos, expresidente de Angola | Foto © Agencia Anadolu

Corrupción en Angola es una bofetada en el alma cubana y aporte para la transición democrática


Publicado el Viernes, 24 Enero, 2020 - 08:07 (GMT-4)


El escándalo de corrupción que protagonizan en Angola los hijos del expresidente José Eduardo Dos Santos son una bofetada en el alma de Cuba, que perdió a miles de sus hijos en una contienda baldía; pero también un aporte a la futura transición democrática en la isla, cuando habrá que ir de la ley a la ley y castigar a quienes intenten retener propiedades y fortunas mal habidas, como ocurrió en Rusia.

Los muertos, mutilados física y psicológicamente y el empeño del castrismo en Angola, especialmente en medio de la renuncia soviética, nunca podrán ser resarcidos por razones obvias.

Pero que víctimas de esa contienda, especialmente los cubanos anónimos y empobrecidos que lucharon allí o el Teniente coronel (r) Fidelio González Peraza tengan que tragar ahora con los desmanes de unos hijos de papá hedonistas, insolidarios y corruptos, implica una bofetada en el alma de quienes creyeron que el futuro pertenecía por entero al socialismo.

No ad for you

¿Cómo puede entender una madre que perdió a su hijo en Angola que su esfuerzo haya contribuido a la consolidación en el poder de José Eduardo Dos Santos, educado en la URSS y que mutó del internacionalismo proletario al capitalismo de estado en media hora, traicionando a Cuba y abriendo negociaciones secretas con Sudáfrica y Estados Unidos?

Generales como Moracén, Joa, Espinosa Martín y los huérfanos de Levi Farah Balmaseda y Raúl Díaz-Argüelles García; entre otros, sentirán una rabia legítima ante el desparpajo con que los niños del ex hombre fuerte de Angola han mangoneado el petróleo y los recursos naturales en connivencias con empresarios extranjeros y un contable portugués que este jueves apareció muerto en Lisboa.

Pero no hay quedarse en el dolor de un trompón de millones de dólares en la dolorida Cuba, sino en aprender de estos episodios de latrocinio institucional e incorporarlo a las exigencias de una futura transición democrática, regida por el imperio de la ley y poniendo luz y taquígrafos a posibles fortunas amasadas sobre la pobreza de millones de cubanos en la isla y la generosidad del exilio, un modelo de creación de riqueza en playas de extravío perenne.

La transición a la democracia en Cuba no será completa sin un inventario cabal de la corrupción anidada en el tardocastrismo, donde el reparto desigual y la injusticia han dibujado un esquema represivo que castiga los hurtos y robos de cuadros intermedios hacia abajo -los más indefensos- y soslaya operaciones multimillonarias con participación de personajes encumbrados por un poder prestado y anómalo; que habrá de corregirse con leyes democráticas.

El noble pueblo cubano jamás fue consultado sobre el involucramiento en la escalada militar en Angola al servicio de Moscú. Quienes decidieron apostar por el MPLA y sostenerlo en el poder durante la prolongada guerra civil y en la construcción del capitalismo de estado son cómplices de la corrupción que ahora aflora, quizá como parte de una guerra tribal por el poder.

Tampoco fueron consultados los cubanos cuando se rechazó una oferta de Luanda para suministrar café gratis o a precio ventajoso a Cuba, donde ese néctar negro resulta muy apreciado y padece escasez crónica.

Fidel Castro Ruz avisó que de Angola solo sacaríamos a "nuestros muertos"; quizá creyendo que hasta después de muertos, somos útiles, pero hay cadáveres tan exquisitos que se vuelven incómodos eternamente.

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.