Olainis Tejeda Beltrán, su esposa Yeliney Lescaille y sus hijos Foto © Radio TV Martí

Critican al gobierno cubano por amenazas contra una familia de judíos

El abogado Jason Poblete, quien le da seguimiento a la situación de la comunidad judía Bnei Anusim, en Nuevitas, Camagüey, criticó al gobierno cubano por el uso de la religión como arma política.

"Es alucinante que haya personas todavía en el gobierno, en el régimen (cubano) que piensen que pueden utilizar la religión como un arma política", dijo el letrado al referirse al caso de una familia cuyos hijos son acosados en la escuela por llevar la kipá, una pequeña gorra ritual usada por los varones judíos, detalló Radio Martí.

Poblete responde al caso de la familia de Olainis Tejeda Beltrán, quien el pasado año denunció acoso escolar contra su hijo Liusdan Martínez, estudiante de 7mo. grado en la secundaria básica América Latina.

La familia afirma que el director municipal de Educación ha prohibido que el niño asista a la escuela con la kipá, por lo que han tenido que llevarlo sin el accesorio al centro de estudios, donde la profesora María Teresa Hernández "ha liderado desde septiembre los ataques" contra el adolescente. 

Tras publicar las denuncias del acoso instigado por Hernández, Tejeda Beltrán fue amenazado con enfrentar un proceso legal por "difundir a través de las redes públicas de transmisión de datos información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas", recordó la fuente.

A las 11 a.m. del 14 de febrero se presentó en su centro de trabajo, una empresa que contrata servicios de ingeniería, el mayor Guillermo, quien se encarga de los "asuntos subversivos" por la Seguridad del Estado, junto a otro oficial que no se identificó, relató el padre a Radio Martí.

"Allí sacaron el Decreto 370, inciso I. Me dijeron que podría ir a la cárcel. Me dijeron que no podía mencionar más a la señora María Teresa Hernández, de lo contrario ella ya tenía instrucciones de acusarme por este decreto ley", detalló.

En diciembre del pasado año el niño Liusdan fue víctima de una golpiza por parte de otros estudiantes, quienes se burlaron de su religión.

Ese mismo mes, la Fiscalía de Nuevitas amenazó con encarcelar a Tejeda Beltrán y su esposa, Yeliney Lescaille, practicantes del judaísmo, "por actos contra el desarrollo normal del menor".

Un caso similar es el de los religiosos Ramón Rigal y Ayda Expósito,en Guantánamo, quienes decidieron que sus hijos no fueran a la escuela pública cubana y en cambio, recibieran educación en sus casas. Por tal motivo fueron acusados por la Fiscalía y recibieron condenas que alcanzan hasta los dos años de privación de libertad.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985