Precio de una prenda de ropa infantil en Santiago de Cuba Foto © CiberCuba

Casi 10 CUC por una blusa de niña pequeña… ¡y además hecha en Cuba!

A Lianne le pareció indignante que un particular, del Callejón del Carmen, en Santiago de Cuba, le quisiera vender en 18 CUC un conjunto de pullover y short para su pequeña hija de dos años y medio.

“Andaba buscando algunas cositas para ella, para el círculo, tú sabes que los niños de pronto meten un estirón y se quedan sin nada, ahora mismo las blusas que tienen le quedan recortadas”, esa fue la razón que le motivó a esta madre a «aventurarse» a comprarle algo a la pequeña.

La «aventura» le hizo probar suerte, primero, con los privados: “sé que es más caro, pero también tienen muchas más opciones que las tiendas del Estado”.

Para su sorpresa, el precio de los artículos que encontraba superaba los 15 CUC, y pensó cuán desprotegida quedaba expuesta una persona que necesitara, sin otra opción, acudir a las leyes de la oferta y la demanda de los privados.

Fue entonces cuando, en medio de la indignación, decidió ir a El Trianón, una tienda especializada en artículos de aseo, ropas y zapatos, y juguetes, para el mercado infantil, y para su sorpresa, lo que encontró allí fue incluso peor.

“Lo primero es que para la edad de mi pequeña a duras penas había opciones, lo segundo es que las tres únicas prendas de vestir que encontré una costaba casi 10 CUC, otra 8 CUC y otra 6 CUC, pero estas últimas la verdad no me gustaron, y yo me pregunto ¿son esos los precios que uno puede pagar en una tienda infantil, tienda del Estado?”, reflexiona Lianne.

“Si la tienda del estado ofrece productos a estos precios, ¿cómo regular entonces el sector privado?”, argumenta esta madre y concluye “y lo peor no era eso, es que la blusa de casi 10 CUC, prenda que le quedará en unos pocos meses, era hecha en Cuba. Me sentí indignada, estafada, y sobre todo, impotente pues al final no tuve otra opción que comprarle uno de los dos únicos pullovers que quedaban en la percha de ese modelo y precio”.

Este redactor comprobó personalmente lo que comentó la madre y verificó los datos.

En el Callejón del Carmen, entre los vendedores, la única prenda para una niña de esa edad era justamente un conjunto a 18 CUC, adornado con imágenes de Mickey Mouse –muy de moda por estos lares–, que dejaban a 16 si lo compraba en ese instante.

Y en el caso de la tienda El Trianón, efectivamente también sucedía lo mismo con el precio de las blusas y la escasez de ofertas, según comentaba la madre.

Un poco más allá, en otras tiendas cercanas, pero no especializadas en productos infantiles, no sólo había menos opciones sino que las que existían, entre ellas las ropas, no había con tallas para niña pequeña, entre dos y tres años.

De hecho, también se pudo constatar que situación similar existía con los zapatos. Sólo había una opción para una niña con un pie correspondiente a una pequeña de dos a tres años, pero dicho calzado costaba más de 10 CUC.

“Si me dejo llevar por los precios de la tienda estatal, necesitaría unos 30 CUC para vestir a mi hija con una muda de ropa. Sin palabras”, sentencia esta madre.

Hace unos años, se abrieron en la ciudad de Santiago de Cuba varias tiendas especializadas en productos infantiles, y existen otras que tienen departamentos de productos para niños y niñas.

Sin embargo, cada día se ven reducidas las opciones, y llega al extremo de que una de estas tiendas, la ubicada en las afueras del Parque de Diversiones, cerró todo el espacio dedicado al público infantil.

Entonces, entre la escasez que hay en las tiendas que tienen departamentos infantiles, también las pocas ofertas en aquellos establecimientos especializados en ese mercado, obliga a los padres a acudir a opciones que son mucho menos rentables que hieren el bolsillo.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

José Roberto Loo Vázquez

Periodista de graduación, y fotógrafo de pasión, dos historias que se entremezclan y atrevidamente me hacen llamarme fotoreportero. Si sumamos mi amor, por la ciudad de Santiago de Cuba, no es difícil entender mi preferencia: fotoreportero que gusta resaltar su urbe natal, la “tierra caliente”.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.