Anuncio de recomendaciones de cine de Juan Carlos Cremata Foto © Juan Carlos Cremata

Memorias del Exilio: Sugerencias de cine (para pasar o no el coronavirus)

Como hay que recogerse y estar en casa, aquí van algunas recomendaciones para no aburrirse.*

* Las he dividido en dos entregas para no abrumar.

CORPUS CHRISTI. Fue la película polaca de este año, nominada a los Oscars. Los polacos tienen una entrada, al parecer garantizada, siempre, en las premiaciones norteamericanas. En este caso, el excelente filme lo amerita. A la historia de un joven que sale de un reformatorio y encuentra su vocación como sacerdote, la respalda un ingenioso guion y unas poderosas actuaciones. Original, única, distinta. No se la pierdan.

SPIES IN DISGUISE. Si quiere reventarse de la risa, corra a ver este animado. Will Smith pone la voz a un súper espía que se ve atrapado en el cuerpo de una paloma. Con simpatiquísimos momentos y una animación de lujo. Persecuciones de autos, ritmo apabullante y, sobre todo, mucho humor. No se la pierdan.

TIMMY FAILURE, MISTAKES WERE MADE. Otra para reventarse de la risa. Esta vez de Disney. La simpática historia de un niño muy imaginativo que se cree detective y es perseguido por su amigo ideal que es un oso polar. Bellísima historia en un guion redondito, con diálogos chispeantes y excelente realización. Luego de ver la actuación de esos niños es difícil ver otra cosa, así que es una película ideal para verla durante las deprimentes tardes de domingo*. Ingeniosa, original, divertida.

* Aunque ahora todas las jornadas nos parecerán igual.

OKJA. Está en Netflix. Es una película anterior del director surcoreano Bong Joon Ho, que recientemente obtuvo el Oscar con su PARASITE. También fue un éxito comercial tremendo. La relación entre una niña y un cerdo gigante, magistralmente logrado con efectos digitales. Ingeniosa. Pueden advertirse constantes en el lenguaje que traza el director en toda su obra.  Para mi gusto Jake Gyllenhaal y Tilda Swinton están un poco, bastante, sobreactuados. Quizá sea el tono de farsa que asumieron.

THE PHARMACIST. Está en Netflix. Serie documental corta que sigue la historia de un farmacéutico que, luego de la violenta muerte de su hijo, vinculada al negocio y uso de drogas, decide tomar la justicia por sus manos y enfrenta a la industria médica en Estados Unidos. Es muy buena, contundente.

THE TRIALS OF GABRIEL FERNÁNDEZ. En Netflix, también. Atención: es imposible olvidar nada, luego de ver esto. Es inconcebible hasta dónde puede llegar la maldad humana. Documental sobre todo lo acontecido con el tristemente afamado caso de un niño asesinado y torturado, durante mucho tiempo, por su madre y el querido de esta. Dolorosísimo y si usted es muy sensible al tema, le recomiendo que se aparte. Otra vez, un crimen de odio. Y su denuncia. Duro, aunque necesario.

UNABOMBER IN HIS OWN WORDS. Está en Netflix. Son solo cuatro episodios sobre el terrorista más buscado de Estados Unidos durante diecisiete años. Con entrevistas, material de archivo y, sobre todo, grabaciones en la voz del propio asesino. Impresionante, entretenida.

ROBIN WILLIAMS: COME INSIDE MY MIND. Interesante documental con bastante material de archivo, por supuesto, sobre la vida y obra del gran comediante norteamericano. Transmitido por HBO. Llama la atención conocer a un ser empeñado en lograr la risa de los demás que escondía hondas depresiones, que intentó aplacar con su adicción a las drogas y al alcohol.

THE KINGMAKER. Impresionante documental sobre el execrable personaje que es Imelda Marcos y el poder omnímodo que su familia tiene, aún hoy día, sobre Filipinas. Sus relaciones personales con multiples dictadores como Gadafi, Sadam Hussein, Mao, o Fidel Castro. El diablo los cría y ellos solos se juntan. Es alucinante penetrar, con el beneplácito de la propia entrevistada, en la vida de un ser miserable y hasta, fehacientemente demostrada asesina. Pero, quizás más, la adoración de muchos que sufren de sus desmanes. El mundo está muy jodido con gente así.

FRERES ENNEMIS, o CLOSE ENEMIES. Es una película policial francesa de drogas, persecuciones y agentes encubiertos. Dos grandes amigos de la infancia toman distintos caminos en la vida que, al final, los enfrenta. Acción y buenas actuaciones. No todo lo francés es bueno, ni París el paraíso. Puede verse, aunque no es gran cosa.

STAR WARS. THE RISE OF SKYWALKER. La verdad es que como anda de cabezas el mundo, este despliegue de recursos en una super producción sobre seres y lugares tan alejados de la realidad, me superan un poco. Más bien, me aburren. Y es de casi dos horas y media. Por otro lado, el ir y venir de esa historia, a lo largo de los años, me ha hecho perder el hilo. Nada hubiera cambiado en mí, de no haberla visto. Pero, si está aburrido y le descarga a las galaxias y a los efectos especiales, aquí se dará, como siempre, gusto. Ideal para poner la mente en la estratósfera.

BIRDS OF PREY. Como el Joker tiene una novia, la novia amerita, también su película. Margot Robbie es la encargada de sacar adelante a este personaje oscuro, pero que, curiosamente, no genera mucha sangre. Sus disparos de gliter -o brillantina- no parecen ser tan mortales, como eficaces. Ritmo desaforado en una historia loca que solo intenta hacernos pasar un buen rato y lo consigue. Sobre todo, una tarde de domingo.

SONIC THE HEDGEHOG.  Le entré con prejuicio. Es una superproducción que combina animación con seres y entornos reales. Basada en el video juego. Con James Marsden y Jim Carrey como antagonista. Divertidísima. Y desde ya -con la total confianza de sus productores - anuncia una segunda parte. Bussines are bussines. Acción a chorros. Simpáticas situaciones y una factura de lujo. Buena para pasar el rato sin pensar mucho. Es como ir a un parque de diversiones.

THE CHAPERONE. Louise Brooks -antes de convertirse en la afamada actriz de cine mudo- estuvo vinculada a los inicios de la danza moderna. Incluso, fue parte de la importante compañía de Ted Shawn y Ruth St. Denis. Para acceder a este puesto, tuvo que pasar por audiciones y viajar desde su natal Wichita. Por ser menor de edad, la madre le permite viajar acompañada por una chaperona. Y el viaje cambiará la vida de ambas. Una muy bonita historia, con la siempre atractiva ambientación de época de los años 20 del siglo XX, protagonizada por Elizabeth McGovern. Recomendable.

LA TRINCHERA INFINITA. Antonio de la Torre y Belén Cuesta -que, muy bien se alzó con el más reciente Goya- en una historia tremenda y una película inolvidable. La historia, basada en hechos reales, de un hombre que tiene que vivir escondido durante mucho tiempo por causa de sus ideas en los inicios de la Guerra Republicana. Más que recomendable, de obligada visión. Lástima que los españoles no ofrezcan la opción de subtitular al español sus películas, pues, en ocasiones, se pierde lo que dicen los formidables actores, o no se entiende. Está en Netflix. Pero, curiosamente, no en Norteamérica. Lo cual anuncia que puede estrenarse en breve. No dejen de verla. Quiero decir: corran a hacerlo.

Y hasta aquí, por ahora.

En breve…

(Continuará)

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Juan Carlos Cremata Malberti

Director de cine y guionista cubano. Se graduó en 1986 de Teatrología y Dramaturgia, en el Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, posteriormente cursó estudios en la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños graduándose en 1990.