El presidente Donald Trump durante la presentación matutina este viernes en la Casa Blanca. Foto © CiberCuba

Trump anuncia acuerdo entre EE.UU. y México para limitar el cruce fronterizo por el coronavirus

El presidente Donald Trump anunció este viernes una reducción drástica de los viajes transfronterizos entre Estados Unidos y México para impedir la propagación del coronavirus en ambos países.

Trump también dijo que su administración reforzará los controles de la frontera sur para detener el flujo descontrolado de inmigrantes indocumentados que puedan pone en peligro la  estabilidad de los servicios públicos y la seguridad nacional.

"Ëstamos  preocupados por los cruces fronterizos en medio de esta pandemia", dijo el presidente en la comparecencia matutina  ante la prensa para informar sobre la situación del coronavirus.

"Hay una situación de emergencia y vamos a tomar medidas muy enérgicas para que la inmigración ilegal no provoque una megatormenta en nuestro país".

Respecto al tránsito regular por la frontera entre ambos países, Trump dijo que las limitaciones serán similares a las que acordaron Estados Unidos y Canadá esta semana para restringir los viajes no esenciales entre ambas partes.

"Los acuerdos logrados protegerán la salud de los ciudadanos de los tres países y va a ser una medida disuasoria  para las migraciones masivas", afirmó Trump, rodeado de altos funcionarios gubernamentales y miembros del equipo especial nombrado enfrentar el coronavirus.

Estados Unidos, México y Canadá también han llegado a un nuevo acuerdo para devolver inmediatamente a personas que intentan cruzar de manera ilegal sus fronteras, y quedarán suspendidas las solicitudes de asilo por el momento.

El Secretario de Estado, Mike Pompeo, explicó que la restricción aplicará a los viajes no esenciales de recreación y turismo, pero se mantendrá el tránsito comercial, los viajes por razones médicas, educativas, labores agrícolas, transportistas y de gestiones de emergencia.

Las medidas entrarán en vigor este sábado 21 de marzo.

Pompeo también insistió en la advertencia emitida la víspera por el Departamento de Estado para desalentar los viajes de ciudadanos estadounidenses al extranjero.

"Quienes decidan viajar fuera del país pudieran tener perturbaciones considerables", alertó Pompeo.

El presidente también confirmó una moratoria de 90 días para los ciudadanos y residentes de Estados Unidos que deben cumplir con la declaración de impuestos.  La  extensión del plazo se autorizó, sin penalización hasta del 15 de julio.

Además, anunció que está en vigor la Ley de Producción de Defensa, que permitirá incrementar la producción de máscaras, ventiladores y respiradores, aumentar los suministros y ampliar capacidad de los hospitales para enfrentar la batalla sanitaria contra el coronavirus.

Trump informó también la suspensión de los pagos de los préstamos estudiantiles y la cancelación a nivel nacional de los exámenes de ingreso a la universidad, así como de todas las pruebas estatales estandarizadas para los alumnos en los niveles de secundaria y primaria.

"El Departamento de Educación no hará cumplir los requisitos de los exámenes estandarizados, es muy importante', dijo Trump. "Los estudiantes de primaria y secundaria han pasado por muchas cosas este año. 

La sesión informativa del viernes transcurrió en medio de noticias poco alentadoras sobre el imparable avance de la epidemia en Estados Unidos y el mundo. A nivel global, los casos infectados de coronavirus superan los 255.300, con 10.400 fallecidos, mientras que en el territorio estadounidense hay ya 15.000 personas diagnosticadas con el virus y 208 muertos. Solo en Italia los decesos escalaron a 627 en un solo día.

En el estado de Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, el gobernador Andrew Cuomo decidió poner en cuarentena el territorio y ordenar que el 100% de la fuerza laboral no esencial pemanezca en sus casas, so pena de encarar  multas y sanciones civiles. La misma decissión tomó el gobernador de California, Gavin Newsom, quien decretó la reclusión obligatoria de los 40 millones de residentes de su estado.

De hecho, uno de cada cinco estadounidense deberán permanecer en confinamiento desde este viernes como parte de la batalla nacional contra el COVID-19.

No obstante, Trump aclaró que por el momento no considera una cuarentena nacional por los efectos del coronavirus.

"No lo creo por el momento, pero estamos en contacto con todos los gobernadores de los estados siguiendo la situación en cada territorio", manifestó.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985