Restaurante La Vitrola Foto © CiberCuba

Gobierno cubano cancela pago de impuestos a cuentapropistas afectados por la crisis del coronavirus

El gobierno cubano anunció este viernes que liberará del pago de impuestos a los cuentapropistas afectados por la suspensión de sus actividades en áreas turísticas a causa del coronavirus, a la vez que reducirá en un 50 por ciento las cuotas tributarias mensuales de los vinculados al sector gastronómico.

Durante una intervención en el programa televisivo Mesa Redonda, la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, explicó que el sistema financiero se ha preparado para actualizar las medidas de carácter impositivo, fiscal y financiero ante el impacto de la epidemia de COVID-19.

"Los trabajadores por cuenta propia que vean suspendidas sus actividades por decisión administrativa o por solicitud del propio trabajador durante el transcurso de la situación [del coronavirus], sobre todo en las zonas turísticas, quedarán liberados del pago de los impuestos", dijo la ministra Bolaños.

Estos casos "no tributarán los impuestos durante el período que dure la suspensión", precisó la funcionaria.

Con respecto a la contribución especial a la seguridad social, se les otorgarán los aplazamientos requeridos por la ley, sin los intereses especiales.

En cuanto a la reducción en la actividad gastronómica, los trabajadores privados tendrán reducido en un 50 por ciento el aporte en sus cuotas tributarias mensuales, con la correspondiente disminución en el pago de los restantes impuestos.

El anuncio de las autoridades cubanas ante la inminente paralización de actividades de servicio en el país, sobrevino luego de días de incertidumbre en el sector privado por el silencio oficial respecto a un posible alivio tributario en medio de la crisis del coronavirus. El pago de los impuestos vence el 30 de abril, exceptuando el sector campesino.

La preocupación de los arrendatarios y trabajadores gastronómicos por cuenta propia se propagó por el silencio de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) acerca de la posibilidad de invocar la Resolución No.194/2018 del Ministerio de Finanzas y Precios. La legislación es un recurso disponible para mitigar pérdidas en caso de situaciones climatológicas, epidemiológicas u otras similares.

La pandemia del coronavirus ha asestado un fuerte golpe al turismo en el país, por lo que muchos arrendatarios o empresarios gastronómicos están sufriendo la caída de visitantes y cancelaciones masivas de sus reservas desde comienzos de año.

Un total de 605.908 trabajadores por cuenta propia en 128 actividades autorizadas figuran en los registros oficiales. De ellos, 41 311 presentaron incumplimientos en sus obligaciones tributarias el pasado año,  la mayoría en La Habana, Matanzas y Las Tunas, según la ONAT.

La ministra Bolaños explicó que en los polos turísticos -o en zonas de alta concentración turística- los gobiernos municipales tendrán la facultad de reducir las cuotas mensuales de los cuentapropistas, considerando la reducción de ingresos personales.

"Si la persona genera menos ingresos, aportará menos", apuntó.

En el caso de los artistas que vean afectados sus ingresos, podrán acercarse a su oficina tributaria para pedir un aplazamiento de sus contribuciones tributarias.

La funcionaria destacó además la adopción de un grupo de medidas para reducir la carga impositiva de las empresas estatales que se vean afectadas por el impacto de la epidemia.

La situación se complica para los cuentapropistas del sector gastronómico, que tendrán que ajustar el funcionamiento de sus negocios a las regulaciones gubernamentales en tiempos de crisis.

En la sesión informativa intervino también la ministra del Comercio Interior (MINCIN), Betsy Díaz Velázquez, para anunciar la medida obligatoria de reducir el servicio gastronómico del país en un 50 por ciento, lo que atañe por igual a los sectores privado y estatal, incluyendo los comedores obreros.

La ministra informó que debido al coronavirus, será obligatorio que los establecimientos gastronómicos cumplan la regla de distancia de dos metros entre las mesas y tengan disponibles "todos los medios de limpieza e higiene para asegurar una actividad responsable".

Agregó que todas las instalaciones de servicios gastronómicos deberán tener hipoclorito de sodio u otras sustancias hidroalcohólicas en las puertas de acceso al local, asegurando que los clientes pasen por el proceso de higienización.

Asimismo, insistió en que se adoptarán medidas organizativas para evitar la concentración de personas en los lugares de ventas y consumo.

La titular del MINCIN se refirió asimismo a la excesiva concentración de trabajadores por cuenta propia en mercados como Monterrey o La Cuevita, en La Habana, lo que estará sujeto a un reordenamiento.

"Queremos que el acceso de la población sea responsable y que no concurran todos los trabajadores por cuenta propia", declaró Díaz Velázquez. "Hemos dejado que los territorios evalúen la decisión, pero fundamentalmente el reordenamiento será entre los cuentapropistas que no prestan servicios de productos alimenticios".

Añadió que en los policentros comerciales, las unidades de turismo y los establecimientos no estatales deben mantenerse las condiciones higiénico-sanitarias para impedir la propagación del coronavirus. "Donde concurran muchas personas, el personal de salud estará aplicando la vigilancia epidemiológica", expresó.

La emergencia en el sector privado tuvo también espacio en la intervención de la ministra de Trabajo y Seguridad Social de Cuba, Marta Elena Feito Cabrera, quien aseguró que "ninguna persona en el país quedará desamparada".

Feito detalló que los trabajadores del sector no estatal con disminución de sus ingresos tendrán asegurada una protección salarial nunca menor al salario mínimo; en cambio, los cuentapropistas que no continuarán en funciones deben solicitar "una suspensión por el término de tiempo que se determine".

"Sobre la seguridad social, todos los que tengan ingresos insuficientes debido a la situación serán atendidos, siempre que puedan demostrar su afectación", dijo la funcionaria.

El Banco Central de Cuba interrumpirá las condiciones del crédito ofrecido a los cuentapropistas afectados hasta que sus negocios retornen a la normalidad.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985