El presidente Donald Trump durante una presentación a la prensa en la Casa Blanca Foto © CiberCuba

Trump sobre el coronavirus: "Ciertamente esto va para mal"

El presidente Donald Trump admitió este lunes que la crisis del coronavirus puede empeorar en Estados Unidos, aunque dijo sentirse optimista porque la economía no tomará meses para recuperarse.

"Ciertamente esto va para mal", dijo Trump durante la sesión informativa de este lunes en la Casa Blanca, rodeado de miembros de su administración y del equipo especial designado para enfrentar la pandemia.

Y añadió: "Estamos intentando que las cosas sean mucho, mucho menos malas... Obviamente, las cifras van a escalar en los próximos días y después van a disminuir".

Sus declaraciones parecieron coincidir con las del Cirujano General de Estados Unidos, doctor Jerome Adams, quien horas antes de la conferencia de prensa había manifestado en una entrevista para la cadena televisiva NBC que la situación podría ser "muy seria esta semana".

Adams se había referido a la necesidad de que la población estadounidense, especialmente los jóvenes, entiendan que la recomendación de distanciamiento social y confinamiento en los hogares es imprescindible para evitar la expansión del COVID-19 en la nación.

El médico sugirió que muchas personas no estaban asumiendo debidamente las restricciones de socialización y aislamiento, pensando en que la enfermedad no les afectará a ellos.

Una docena de estados han declarado cuarentena obligatoria para sus residentes, lo que implica que más de 120 millones de estadounidenses deben permanecer recluidos en sus hogares por los próximos 15 días.

Las estadísticas de este lunes resultaban alarmantes, sobre todo por la magnitud de la enfermedad en el estado de Nueva York, declarado zona de desastre junto a los territorios de Washington y California.

Más de 42 660 estadounidenses figuran como contagiados de coronavirus y 541 han muerto ya en el país. Estados Unidos escaló hasta el tercer puesto entre los países más impactados por la pandemia, después de China e Italia.

Pero Trump trató de disipar los temores  de los estadounidenses sobre un posible deterioro de la situación y pronosticó que las disposiciones de aislamiento en el país no durarán meses, sino semanas.

"No estoy pensando en meses para revitalizar la economía... En algún momento cercano vamos a reabrir nuestro país", afirmó.

 El presidente aseguró que las restricciones impuestas por el gobierno federal no se extenderán por tres o cuatro meses, aunque no fijó un plazo exacto para derogarlas.

Trump dijo que su gobierno no considera necesario una restricción de los viajes domésticos y la limitación de circulación interna de la población, como ha sucedido en otros países golpeados por la epidemia.

Poco antes, un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo que Estados Unidos no está valorando cerrar los aeropuertos, y señaló que en el caso de las limitaciones de viajes desde y hacia Latinoamérica se tendrá en cuenta la situación específica de cada país.

Trump se refirió también al estancamiento en el Senado de un proyecto legislativo de estímulo masivo de $2 000 millones de dólares, concebido para respaldar a los ciudadanos estadounidenses en medio de la crisis, y pidió a los demócratas que "dejen de jugar a la política partidista". 

"Deben aprobar el proyecto de ley del Senado tal como está escrito y dejar de jugar a la política partidista. Tienen que llegar a un acuerdo", manifestó el presidente. "Este no debería ser un momento para agendas políticas".

En alusión a los cuestionamientos de los senadores demócratas sobre la propuesta, Trump indicó que "vamos a salvar a nuestros trabajadores y vamos a salvar a nuestras compañías".

"Lo que estamos evitando es que haya un golpe mayor para nuestra economía", dijo.

En la sesión con la prensa este lunes, se anunció también la firma de una orden ejecutiva que prohíbe el acaparamiento y el alza excesiva en los precios de suministros médicos durante la crisis del coronavirus en Estados Unidos.

Este es el segundo decreto de economía de guerra que activa Trump en menos de una semana, luego de que el pasado miércoles activara la Ley de Producción de Defensa para garantizar el abastecimiento de máscaras protectoras y suministros médicos en el país.

Archivado en:

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985