Producción de ron en Venezuela Foto © Wikimedia Commons

Importantes productoras de ron producen recursos para combatir el coronavirus

Las destilerías de Bacardí y Serrallés, en Puerto Rico, se unirán a la marca venezolana Santa Teresa para producir alcohol con un fin sanitario en medio de la crisis que representa el coronavirus para el mundo, y en especial la región.

Las tres empresas destinarán una parte del alcohol que produzcan para fabricar gel desinfectante, antisépticos o el envasado de alcohol de graduación aprobada para uso sanitario, aseguró en un reporte la agencia española EFE.

Ante la elevada demanda de desinfectantes en la isla de Puerto Rico, Bacardí y Serrallés desde hace tres semanas producen y distribuyen alcohol a hospitales y otras instituciones que lo necesiten. El donativo servirá además para sustituir el jabón por un gel que permita lavar las manos y mantener el control sobre la pandemia.

"Nos da mucho orgullo, y viendo las noticias, las destilerías en Estados Unidos y Europa también se han unido, pues tienen la capacidad de producir alcohol. No es cuestión de competencia, y al momento de ayudar, hay que ayudar", explicó a EFE el presidente y CEO de Destilería Serrallés, Philippe Brechot.

Por su parte desde Venezuela, la destilería Santa Teresa donará el 60 por ciento de su alcohol para luchar contra el virus que tiene en vilo al mundo y por tanto desde esta semana comenzó a fabricar alcohol antiséptico para aliviar la escasez del desinfectante ante la creciente demanda. 

En menos de 10 días, los integrantes de la destilería acomodaron la línea de elaboración y envasado, crearon un etiquetado especial y consiguieron los permisos sanitarios y fiscales en "un tiempo récord", explicó a EFE Andrés Chumaceiro, uno de los gerentes de Santa Teresa.

Sin embargo la iniciativa se encontró con la burocracia. En ambos países la buena fe no es suficiente para salir adelante con un proyecto. Según relataron, las empresas se vieron obligadas a realizar gestiones complejas y desconocidas ya que se enfrentan a algo nuevo y manejar la materia prima de una forma diferente puede tener sus complicaciones.

Bacardí encontró la manera de solucionar el problema de manera parcial. De conjunto con la refinería local Olein Recovery producen el antiséptico tras destilar el alcohol proveniente de la caña de azúcar, explicó José Class, vicepresidente de la cadena de suministros y manufactura para Bacardí en Latinoamérica y Caribe.

Similar solución encontró Santa Teresa en Venezuela, que envía el alcohol de uso industrial a las empresas del sector cosmético, salud o farmacéutico, para hacer geles y alcoholes de uso directo.

Todo esto se hace con el mínimo de personal. En Bacardí redijeron la plantilla a solo 20 trabajadores y en Santa Teresa, tras las medidas de Nicolás Maduro, solo labora el 8% de su personal.

La falta de personal no impide que se produzca el alcohol y sus derivados que se demanda. Hospitales, centros de salud, instituciones sanitarias de diversas comunidades y cadenas de farmacias son parte de los beneficiarios de la solidaridad de las destilerías de ron.

Bacardí es una compañía de bebidas alcohólicas fundada en Santiago de Cuba en 1862 por el español Facundo Bacardí Massó, con su sede central en Islas Bermudas.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985