Cubano Rogelio Seijido, técnico de emergencias sanitarias en España Foto © Cortesía de Rogelio Seijido para CiberCuba

Cubano técnico de emergencias sanitarias en España: “Pienso en Cuba, todos los días de mi vida”

En Vigo, Galicia, un cubano se desempeña como técnico de emergencias sanitarias en medio de la dura crisis por el coronavirus que afecta al mundo.

Su nombre es Rogelio Seijido Llanes, es de La Habana, de Miramar, pero llegó hace 20 años a La Coruña. Aprendió a hablar gallego y se integró a la vida de esta región española como un ciudadano más, luchando codo con codo por la salud de la comunidad que lo acogió.

Roger trabaja hace dos años en Vigo, en el servicio de asistencia médica de urgencia. Accedió a ofrecer una entrevista a CiberCuba para contarnos cómo es su día a día en la primera línea de batalla frente al coronavirus.

Trabajas en una ambulancia y transportas pacientes cada día en crisis de coronavirus y antes de ella. ¿Qué especialización se necesita en tu oficio?

Soy técnico de emergencias sanitarias (TES) es una formación profesional de grado medio que tarda dos años en cursarse. Esta formación es obligatoria para quienes deseen trabajar en una ambulancia de emergencias en España.

Actualmente trabajo en una ambulancia medicalizada. En ella vamos 2 TES (uno de ellos conductor) un enfermero y un médico. Medicalizada significa que va un médico dentro y es para servicios más graves.

Hay tres tipos de ambulancia de emergencia, soporte vital básico (van dos TES); sanitarizada (TES y enfermero) y medicalizada (dos TES, médico y enfermero) que es en la que trabajo actualmente.

Trasladar pacientes que posiblemente sean diagnosticados de coronavirus es complejo. ¿Cómo son tus jornadas en esta crisis?

El coronavirus es una enfermedad con una cadena de propagación, por lo que tenemos que seguir los protocolos a rajatabla y el vestirnos y equiparnos con los EPI (Equipos de Protección Individual) hace que tardemos más de lo que antes lo hacíamos.

Nosotros hacemos guardias de 12, 14 o 24 horas. Las mías ahora son de 24 horas. Las jornadas se hacen largas y laboriosas ya que de por sí suele haber bastantes salidas y más ahora con este virus. Es agotador.

¿Los protocolos de desinfección de la ambulancia deben hacerse tras cada caso? ¿En qué consisten?

Después de cada traslado, o de asistencia in situ, se limpia y desinfecta cada material empleado. Esto siempre se hizo, pero ahora se debe profundizar más.

En caso de que sea un paciente positivo confirmado o probable positivo, la ambulancia se dejaba aparcada en la base y una empresa externa la desinfectaba por dentro. Ahora contamos con un generador de nebulización de ozono y la desinfectamos nosotros mismos.

“Esto es una guerra y cada día es una batalla” es una frase tuya a la prensa española. ¿Qué es lo que más te impresiona de la batalla diaria?

Lo que más me impresiona… No sabría decirte. Pocas cosas me impresionan ya.

Te diría que por suerte la colaboración de la mayoría de las personas que entienden la gravedad del problema y se quedan en su casa. Intentamos que todos permanezcan en casa para cortar la cadena de contagios.

El 061 (Servicio de Urgencias y Emergencias Sanitarias en España) ha habilitado un número de teléfono única y exclusivamente para el coronavirus, donde los usuarios tienen a su disposición un médico que les puede aconsejar si es, o no, el momento de ir a urgencias.

Emocionalmente tiene un efecto en las personas esta crisis. ¿Cómo lo ves en ti y en tus colegas?

Mis amigos y familiares están todos cumpliendo el confinamiento, colaborando y siendo conscientes de la gravedad del asunto. Estamos todos con muchas ganas de que esto acabe, por el bien de nuestra salud física, psicológica y emocional.

Llego a casa cansado, estresado y con ganas de estar en el sofá y no moverme ni pensar en nada. La televisión y las noticias no las veo ni leo, para no sobresaturarme más.

Hay una presión constante y un estrés que ni quitándose el uniforme se va.

Muchos profesionales de la salud pasan casi anónimos ante la opinión pública, pero sin ellos no sería posible superar la crisis. ¿Cómo dirías que la gente puede honrarlos?

La gente puede honrarnos no solo aplaudiéndonos desde los balcones estos días tan duros.

Es triste que solo se acuerden de nosotros ahora que nos llamen héroes y que el resto del año nos falten al respeto, nos exijan e incluso tengo constancia de que a algunos compañeros han llegado a agredirles verbal y físicamente.

Pero ¿por qué ocurre eso?

La gente piensa que por ser un servicio público tiene derecho a exigir o que tenemos que actuar a su parecer. Cuando no ocurre así a algunos les da por increpar e incluso agredir a algún compañero.

Les da igual que sean técnicos, enfermeros, o médicos. Eso no se puede tolerar. Tampoco eso de que ahora de repente seamos héroes. Deberíamos llegar quizás a algo intermedio.

¿Piensas alguna vez en Cuba?

Sí, pienso en Cuba todos los días de mi vida. Es como cuando pierdes a un familiar, te acuerdas de él todos los días pero aprendes a vivir sin él.

Archivado en:

Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985