Wilhelm Burmann impartiendo clases de ballet en Nueva York. Foto © Captura de Youtube

Wilhelm Burmann, maestro de la danza, muere a los 80 años por coronavirus

Este artículo es de hace 1 año

NUEVA YORK, 1 abr (Reuters) - Wilhelm Burmann, maestro de los mejores bailarines del mundo durante más de cuatro décadas, murió a los 80 años por una insuficiencia renal después de que se complicara su tratamiento por coronavirus, dijo una amiga cercana.

Burmann murió pacíficamente el lunes, cinco días antes de cumplir 81 años, en el hospital Mount Sinai West de la Ciudad de Nueva York, donde dio positivo de coronavirus, dijo su amiga Jane Haugh.

"Si no hubiera coronavirus en el mundo, hubiéramos podido estar junto a la cama de Willy. El asunto hubiera sido más simple o reducido a sus riñones", contó a Reuters a última hora del martes.

"Hay muchas ideas sobre cómo celebrar su vida. Pero nadie puede hacer planes en este momento", agregó.

Las clases de Burmann en la Ciudad de Nueva York atrajeron a estrellas de ballet de primer nivel y a bailarines de Broadway y de danza contemporánea que buscaban perfeccionar el oficio bajo su meticulosa mirada.

Enseñó en varios estudios antes de unirse a Steps en Broadway en 1984, donde daba cinco clases por semana hasta que fueron suspendidas el 20 de marzo por el brote de coronavirus.

Estudiantes habituales incluyeron a estrellas como el argentino Julio Bocca y la italiana Alessandra Ferri del American Ballet Theatre, y a Wendy Whelan y Maria Kowroski del New York City Ballet (NYCB).

La muerte de Burmann marca el fin de una era de maestros legendarios como Stanley Williams, Maggie Black y David Howard en Nueva York. La unión de música y movimiento con una sensibilidad del siglo XXI definió su enfoque.

Wilhelm Burmann, quien nació en Alemania en 1939, comenzó su entrenamiento de ballet a los 16 años en Essen. A pesar de su comienzo tardío, fue director del Ballet de Fráncfort, del Grand Theatre du Genève y del Ballet de Stuttgart antes de bailar en el NYCB durante cuatro años a inicios de la década de 1970. También fue maestro de ballet del Washington Ballet y del Ballet du Nord.

Alto y cortante, Burmann intimidaba a los recién llegados con ejercicios simples pero rápidos, rostro inexpresivo y mirada fulminante. Generaciones de bailarines desafiaron la dureza de su amor para recibir sus lecciones sobre cómo transformar una interpretación en arte.

Burmann deja a su hermana Chrystal Weideman en Alemania y a sobrinas de su fallecido compañero de 25 años, Alfonso Cata, quien había sido director artístico del Ballet du Nord.

(Reporte de Richard Chang. Editado en español por Lucila Sigal)

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba