Personal sanitario traslada un cadáver en un hospital de Nueva York Foto © REUTERS

Estados Unidos se acerca a los 11.000 muertos por coronavirus

Estados Unidos vive dramáticas horas por el avance del coronavirus en su territorio. El número de casos confirmados ya supera los 368 mil y la cifra de fallecidos casi roza los 11 mil decesos, según datos del Centro de Recursos de la Universidad John Hopkins.

Nueva York continúa siendo el epicentro del coronavirus en el país, con más de 130 mil casos confirmados y más de 4.700 fallecimientos. También se encuentran muy afectados por la pandemia los estados de Nueva Jersey, California y Washington.

No obstante, funcionarios de salud creen que aquellas zonas del país que se han inclinado por medidas que favorecen el distanciamiento social, podrían estar experimentando una desaceleración en el crecimiento de los casos de coronavirus.

La mayoría de las personas en los Estados Unidos está "haciendo lo correcto" al quedarse en casa y seguir otras medidas para ayudar a combatir la pandemia de coronavirus, declaró este martes el cirujano general estadounidense, Jerome Adams, en declaraciones al programa "Good Morning America", de la cadena ABC.

Adams elogió especialmente a las autoridades de Washington y California por dar un ejemplo sobre cómo lidiar con la pandemia.

Tanto el Dr. Anthony Fauci, principal funcionario de salud del país como la Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijeron el lunes que con los continuos esfuerzos de mitigación, es posible reducir la cifra de muertes estadounidenses, calculada inicialmente en 100 mil.  

El modelo ajustado de coronavirus predice que menos personas en Estados Unidos necesitarán hospitales hacia el mes de agosto, pero calcula que todavía hasta 82 mil personas podrían morir hasta ese mes.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo, por su parte, que el número de muertes por coronavirus ha sido más estable durante los dos últimos días. Precisó que ha disminuido el número total de hospitalizaciones, las admisiones en cuidados intensivos y las intubaciones.

"Esas son buenas señales, una y otra vez sugeriría un posible aplanamiento de la curva ", concluyó. Sin embargo advirtió que si no se cumple con el distanciamiento social, esos números aumentarán nuevamente.

Jerome Adams advirtió el domingo que esta semana sería la más difícil y más triste de la vida de la mayoría de los estadounidenses.

"Este será nuestro Pearl Harbor y nuestro 11 de septiembre, solo que no será localizado en un solo lugar, sino que ocurrirá en todo el país, y quiero que Estados Unidos entienda esto", dijo Adams durante una intervención en Fox News Sunday.

Alentó a los estadounidenses a usar mascarillas para salir a la calle, pero resaltó que no se debería "sustituir el distanciamiento social con máscaras faciales", sino convertirlas en un complemento para frenar la propagación.

También hizo un llamado a los gobernadores que todavía no han implementado en sus estados las órdenes de confinamiento.

El presidente Donald Trump también dijo en la conferencia de prensa del sábado que esta semana sería muy difícil. "Lamentablemente habrá muchas muertes. Será tremendo", aseveró Trump.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985