Policía de Miami-Dade Foto © Twitter

La Policía de Miami-Dade comparte número de teléfono para denunciar subida de precios

La Policía de Miami-Dade aseguró este jueves que el aumento de precios durante el estado de emergencia es ilegal, y compartió un teléfono para que la población denuncie a quienes incumplan con esta normativa. 

En medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus decretada en Florida por el gobernador Ron deSantis esto "no será tolerado", publicó la institución en Twitter. "¡Llame a la línea directa de aumento de precios de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade al 305-547-3300 para denunciar a los infractores!", recomendó. 

De acuerdo con el comunicado, la oncena corte judicial del Condado habilitó una línea telefónica 305-547-3300 para reportar el alza abusiva de precios, la cual estará funcionando a su máxima capacidad, señala el texto. 

Afirma, además, que "la oficina policial está preparada para responder a cualquiera de sus quejas, dado que el gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha declarado el estado de emergencia como resultado del coronavirus". 

Asimismo, explica que mientras esté vigente la restricción sanitaria, el alza de precios será considerada "una ofensa criminal". 

"Estamos haciendo todos los esfuerzos con el departamento de policía de Miami-Dade para combatir a cualquier individuo o negocio abusivo que se aproveche del estado de emergencia para obtener ventaja de nuestra comunidad. Las acciones avariciosas no se tolerarán", subraya la información.

Esta mañana, la policía del condado también advirtió a los residentes que es un delito penal violar las órdenes establecidas para evitar el coronavirus.  

"Violar las órdenes de emergencia es un delito penal. ¡Trabajemos juntos para mantenernos a salvo a todos!", dijo en Twitter. Este organismo trabaja de conjunto con la policía de las escuelas locales para patrullar las escuelas y parques.

El pasado 9 de marzo el gobernador de Florida, Ron deSantis, declaró estado de emergencia luego del fallecimiento por coronavirus de dos residentes.

Durante el mismo, las autoridades de Florida podrían comprar más suministros médicos, contratar personal médico de otros estados y controlar temas económicos como la inflación. 

Para el 25 de marzo, el presidente Donald Trump declaró a Florida zona de "desastre mayor" por el avance del coronavirus, una medida que implica la concesión de asistencia federal para complementar los esfuerzos de recuperación estatales y locales en las áreas afectadas por la pandemia.

La acción de Trump puso a disposición del estado fondos federales para el asesoramiento de crisis a las personas afectadas en todas las áreas y lo hace con vigencia retroactiva, desde el 20 de enero y para aplicarse en los 67 condados del estado.

Actualmente en Florida hay más de 16 mil casos confirmados de coronavirus y 354 fallecimientos, según los datos más recientes publicados por el departamento de salud del estado. El condado de Miami-Dade tiene ahora 5.745 casos confirmados, y 63 muertes.

Los datos actualizados en la mañana de este jueves cifraban en 16.364 los positivos al virus y en 2.149 las personas hospitalizadas en el estado.

Desde la noche del miércoles fallecieron 31 pacientes por el coronavirus. De esos decesos, 23 tuvieron lugar en el sur de Florida (13 en Miami-Dade, seis en Broward y cuatro en Palm Beach).

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985