Uno de los cuentapropistas con una doctora Foto © ACN / Óscar Alfonso Sosa

Cuentapropistas cubanos donan material de protección contra el coronavirus a hospital en Sancti Spíritus

Cuentapropistas cubanos donaron más de una treintena de máscaras protectoras a los médicos y enfermeras que atienden el servicio de enfermedades respiratorias en el Hospital Provincial Camilo Cienfuegos, de Sancti Spíritus. 

Estos suministros para la protección del personal sanitario de la provincia fueron confeccionados de forma artesanal, con los recursos que los trabajadores por cuenta propia involucrados lograron acopiar en medio de la pandemia del coronavirus, informó la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).

De acuerdo con el cuentapropista Didier Acosta García, esta semana se entregará otro lote de más de sesenta caretas que serán donadas a otras instituciones médicas.

Varias personas de forma independiente también han donado cubrebocas al centro hospitalario y a los barrios de esa provincia central, para ayudar a prevenir el contagio de COVID-19.  

La vicedirectora de Asistencia Médica del hospital provincial, Yaneisy Valdés Gutiérrez, comentó a la ACN que la primera donación se distribuyó en la sala de terapia intermedia que atiende infecciones respiratorias graves, la unidad de cuidados intensivos emergentes (UCIE), la sala destinada a las enfermedades respiratorias no graves sin epidemiología de la COVID-19 y la instalación de terapia intensiva.

La iniciativa de los cuentapropistas espirituanos surge en un momento de máxima escasez de suministros médicos en Cuba, donde el sistema de salud pública confirmó 49 nuevos casos de coronavirus este domingo, para un total de 669 positivos.

Sancti Spíritus fue de las primeras provincias con reporte de casos de COVID-19 en la Isla, y actualmente la vecina Ciego de Ávila tiene cuatro localidades en cuarentena tras detectarse varios casos de la enfermedad en las mismas.

Las localidades de Turiguanó y el poblado Celia Sánchez (Holandés), en Morón, así como Limpios Grandes y el Consejo Popular de Florencia (cabecera del municipio), quedaron en cuarentena en lo adelante, según confirmó el periódico provincial Invasor.

El sábado, el gobierno cubano anuncio que tiene en fase final de estudio clínico una vacuna para fortalecer la inmunidad innata y evitar el contagio de enfermedades infecciosas como el COVID-19.

De acuerdo con el director de Investigaciones biomédicas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), Gerardo Guillén, el nuevo fármaco ha mostrado ser efectivo en personas confirmadas con la enfermedad al evitar el agravamiento de la afección.

Asimismo, explicó que la vacuna podría beneficiar especialmente a grupos vulnerables como las personas mayores de 60 años de edad, con enfermedades crónicas, comorbilidades y la capacidad de respuesta inmune disminuida, que los hace más susceptibles a las infecciones.

El gobierno cubano ha tenido que reconocer la importancia de los trabajadores por cuenta propia en el país durante el último año, cuando el sector demostró que es capaz de salir a flote a pesar de la crisis económica que atraviesa la nación caribeña.

Cuando el gobierno se negaba a cerrar algunos establecimientos para detener el avance de la pandemia, algunos negocios privados como bares y restaurantes asumieron una postura proactiva frente al COVID-19 y anunciaron el cierre de sus servicios temporalmente.  

Sin embargo, la crisis del coronavirus y las medidas adoptadas en la isla para detener la pandemia han afectado a miles de trabajadores del sector privado, muchos de los cuales dicen sentirse desprotegidos en medio de la coyuntura sanitaria actual. 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985