El estado de Nueva York es el más afectado por la pandemia. Foto © Captura de Youtube.

Muertes por coronavirus en EE.UU superan las 40.000

Estados Unidos superó los 40.000 fallecidos por coronavirus este sábado, cuando también se reportan 742 mil 442 personas contagiadas.

En total, el país norteamericano informa 40.585 muertes a causa del brote originado en la ciudad china de Wuhan. De esta cantidad, unas 14.451 se han producido solo en la ciudad de Nueva York, siendo el estado homónimo el actual epicentro de la pandemia.

De este modo, EE.UU., la nación con más víctimas mortales por coronavirus en el mundo, casi duplica a Italia, la segunda con más decesos al reportar una suma de 23.660 fallecimientos.

Un recuento de la agencia Reuters indica que EE.UU. tardó 38 días -después de registrar su primera fatalidad el 29 de febrero- en llegar a 10.000 muertes el 6 de abril, pero sólo demoraría cinco días más en llegar a los 20.000 muertos.

El aumento de 30.000 a 40.000 fallecidos se produjo 4 días después de incluir fallecidos no testeados, aunque bajo sospechas de haber padecido complicaciones por la COVID-19 en la ciudad de Nueva York.

El estado de Florida también ha visto crecer los números aceleradamente y este sábado indica casi 26.000 casos confirmados y 764 fallecidos, siendo el condado de Miami-Dade el más azotado, con 9.166 contagios y 202 muertes.

Le siguen los de Palm Beach y Broward, los cuales registran 121 y 115 muertes, respectivamente, una leve diferencia que no se expresa así en la cantidad de infectados. Palm Beach informa 2.156 casos y Broward unos 3.960, según datos del Departamento de Salud de Florida.

A la sazón, más de 22 millones de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo en el último mes debido al cierre de empresas y escuelas, al tiempo que las severas restricciones de viaje han afectado significativamente la economía.

Los gobernadores de los estados más afectados por el coronavirus se han enfrentado con el presidente Donald Trump por sus afirmaciones de que tienen suficientes test y deberían reabrir rápidamente sus economías.

Asimismo, grupos conservadores han estado presionando a Washington para que levante con la mayor brevedad las medidas de restricciones y suspensión de actividades que han sido adoptadas en gran parte del país ante el riesgo epidemiológico y la indicación sanitaria del distanciamiento social como método para frenar el brote.

En conferencia de prensa el jueves, Trump anunció nuevas regulaciones para reactivar la economía de Estados Unidos en tres fases de normalización que entrarán en vigor gradualmente a partir del 1 de mayo en los 50 estados de la nación.

“Estamos abriendo nuestro país y tenemos que hacerlo. Estados Unidos quiere estar abierto”, dijo, antes de señalar que “un cierre nacional no es una solución sostenible a largo plazo”.

Estas fases de reanimación tendrán en cuenta los resultados de un alto número de pruebas y la disminución sostenida de los casos en un período de 14 días.

En la primera fase se mantendrán las normas de distanciamiento social, deberán seguir cerradas las escuelas y continuarán en teletrabajo los empleados que puedan laborar desde sus casas. Los encuentros de socialización solo podrán ser de 10 personas o menos, siempre y cuando puedan cumplirse las reglas de distancia entre los participantes.

Los restaurantes, gimnasios y otros lugares de servicio público podrán funcionar con estrictos protocolos de distanciamiento social, en cambio, los bares deberán permanecer cerrados. Los viajes se limitarán a motivos esenciales y las personas que se vean necesitadas de hacerlo deberán someterse a un período de aislamiento inmediatamente después.

El paso de una etapa a otra se determinará después que cada estado supere los parámetros de nuevos casos, vigilancia y estabilización del proceso de contagio por 14 días.

Una segunda fase se mantiene la recomendación de maximizar el distanciamiento social y limitar las reuniones a un máximo de 50 personas, a menos que se establezcan medidas preventivas, mientras que podrán reanudarse los viajes no esenciales.

La fase tres se considera un regreso a la normalidad para la mayoría de las actividades laborales y sociales, aunque con un sostenido criterio de identificación y aislamiento de los nuevos casos positivos.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985