La joven Roxana Álvarez Alejo Foto © Facebook/Jorge Luis Delgado Felipe

Joven cubana recuperada de coronavirus en Ciego de Ávila dona plasma para tratar a enfermos graves

La joven Roxana Álvarez Alejo, una de los más de 300 personas que se ha recuperado del coronavirus en Cuba, ha donado su plasma sanguíneo para tratar a otros pacientes de COVID-19.

El periodista cubano Jorge Luis Delgado Felipe divulgó la noticia en Facebook, y precisó que la joven -residente en Ciego de Ávila- es una de las primeras personas en esa provincia que se ha recuperado del virus.

Ricardo Pereda González, coordinador del grupo de expertos del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), indicó el pasado lunes, durante su intervención en la Mesa Redonda, que Cuba había comenzado a utilizar plasma de pacientes recuperados del coronavirus para tratar la enfermedad.

El funcionario de Salud Pública precisó que varios de los pacientes recuperados del virus en Cuba ya habían comenzado a donar su plasma, una práctica que se está utilizando en varios países del mundo para tratar pacientes que estén graves o que presenten una evolución desfavorable.

Pereda González precisó que el protocolo indica esperar un tiempo después de recuperado el paciente y una vez que está "verificado que el plasma está en condiciones de dar su propia inmunidad, se lleva a cabo el procedimiento".

La transfusión de plasma como tratamiento ante el coronavirus

La transfusión directa de plasma sanguíneo de personas recuperadas del coronavirus ya está en marcha en algunos países como Estados Unidos y España.

Arturo Casadevall, un inmunólogo cubano radicado en Estados Unidos, señaló hace algunas semanas a la comunidad científica internacional la opción de usar la sangre de las personas que se han recuperado del coronavirus para preparar el plasma que puede curar a los enfermos.

Se trata de una práctica médica antigua que contribuye a paliar los efectos del virus en el sistema inmunológico de algunos pacientes, y que ya demostró su efectividad en otras pandemias, como la gripe de 1918, que mató a unos 50 millones de personas en todo el mundo. 

Casadevall, considerado una autoridad entre los investigadores de enfermedades infecciosas en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, cree que ante la evidencia de la demora de una vacuna para el coronavirus, urge que la comunidad científica ponga en práctica conocimientos existentes de epidemias anteriores.

En Estados Unidos, el alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suarez, donó su plasma tras recuperarse de la enfermedad, y otro tanto anunció que haría el congresista Mario Díaz-Balart.

Recientemente, una adolescente de origen cubano, residente en Florida, ha suplicado por una donación de plasma de un paciente recuperado de COVID-19 para intentar salvar la vida de su padre, un cubano que está ingresado en condición crítica por el coronavirus en un hospital de Aventura. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985