Trabajadores de la construcción en Estados Unidos (referencia) Foto © Flickr/Ken Walton

Cifra récord de desempleo en EE.UU. borra el crecimiento laboral desde la Gran Recesión

Una cifra récord de 26 millones de personas en Estados Unidos pidieron ayudas estatales por desempleo en las últimas cinco semanas, según datos más recientes del Departamento del Trabajo.

En la semana del 11 al 18 de abril fueron 4.4 los millones de norteamericanos que solicitaron beneficios de desempleo.

La cifra, sumada a los restantes datos del mes, confirman que la pandemia coronavirus ocasionó la pérdida en un solo mes de todos los empleos creados en el auge laboral más largo -iniciado en 2010- de la historia del país, según subrayaReuters. 

Aunque las solicitudes de desempleo de la última semana es inferior al número registrado en las tres últimas estadísticas semanales -que se situaron en 6.6 millones (dos semanas) y luego 5.2 millones la semana pasada- el desempleo sigue en máximos históricos, y revela que el daño ocasionado por el coronavirus al mercado laboral norteamericano es profundo.

“La economía de Estados Unidos es una hemorragia laboral a un ritmo y una escala nunca vistos”, afirmó Scott Anderson, director económico del Bank of West en San Francisco. “Esto sólo es comparable a un desastre natural a escala nacional”, añadió en declaraciones a Reuters.

Hasta el mes de marzo, nunca un dato semanal había superado los 700 mil registrados como demandantes de empleo, y hasta finales de febrero iba a velocidad de crucero.

Por otra parte, algunos economistas, citados por medios de prensa estadounidenses, vienen indicando desde hace días que la tasa de desempleo podría alcanzar hasta el 20% en abril, lo que supondría la tasa de desempleo más alta desde la Gran Depresión de la década de 1930. 

Las cifras intensifican el debate sobre la reapertura de la economía en un momento en que incluso se extienden las protestas en algunos sectores para exigir una relativa vuelta a la normalidad.

Trump ha alentado las manifestaciones en la calle, en especial en aquellos estados dirigidos por gobernadores demócratas, y se muestra ansioso por iniciar la recuperación económica.

Sin embargo, los expertos -citados por medios y agencias de prensa- remarcan que tras ser borrados los logros económicos de la última década, la reapertura no será tan simple. Prevén que será un proceso lento y que no todo el mundo volverá a tener el trabajo que tenía antes. 

Donald Trump promete una reactivación urgente

El presidente Trump reveló ya las nuevas regulaciones para reactivar la economía de Estados Unidos en tres fases de normalización, que entrarán en vigor gradualmente a partir del 1 de mayo en los 50 estados del país.

Trump dijo que las normas destinadas a reiniciar vida económica no serán obligatorias y que se aplicarán por los gobernadores de los estados, en dependencia del impacto y respuesta de cada territorio al coronavirus.

Tras una disminución escalonada de las restricciones, la fase tres se considera un regreso a la normalidad para la mayoría de las actividades laborales y sociales, pero sin perder de vista la necesidad de identificar y aislar los nuevos casos positivos. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985