Mónica Baró Sánchez Foto © Mónica Baró Sánchez/Facebook

Periodista Mónica Baró: "No nos pueden exigir deberes si no nos reconocen derechos"

La periodista independiente cubana Mónica Baró Sánchez ofreció detalles del interrogatorio que la policía política cubana le hizo hace unos días por ejercer su profesión.

Según declaró al Instituto Internacional de Activismo "Hannah Arendt", el tema central del interrogatorio fueron las fuentes de financiamiento con las que trabajan los proyectos independientes en Cuba.

Un oficial identificado como el Mayor Ernesto le dijo durante el encuentro que estaba violando leyes, porque el trabajar en una organización periodística como El Estornudo, que no está reconocida como un medio de prensa en Cuba, es violar la ley, ya que dicho medio trabaja con fondos de cooperación internacional.

Por su parte, la periodista alegó que esas leyes, como el Decreto-Ley 370 implementado en enero, "están violando nuestros derechos que son derechos universales e inalienables. Esas leyes no pueden estar por encima de derechos humanos. Hay que transformar esas leyes".

"Yo no quiero infringir ninguna ley, no es algo que me propongo, sencillamente yo no tengo personalidad jurídica en Cuba, no estoy acreditada para periodista ni tengo licencia para ejercer", añadió.

Por su parte, el oficial seguía diciendo que estaba violando las leyes, mientras ella respondía que era porque en su país no hay libertad de expresión.

"No nos pueden exigir deberes si no nos reconocen derechos", sostuvo Baró.

El otro tema que salió a colación durante la citación fue el de las fuentes de financiamiento de los medios de prensa independientes. En ese sentido, Baró argumentó que los donantes no interfieren en la agenda de los medios ni en las decisiones editoriales.

"Estamos trabajando con historias, con información, estamos ejerciendo un derecho humano", sostuvo.

El pasado viernes la Seguridad del Estado multó con 3000 pesos en moneda nacional a Mónica Baró Sánchez por realizar su labor como reportera.

La periodista, por su parte, se negó a firmar la multa. "Ahora estoy en casa, no sé si vendrán a decomisarme mis equipos, porque es parte de las sanciones que establece el Decreto Ley, pero estoy preparada para todo. Y no, no voy a dejar de decir o escribir lo que pienso por recibir amenazas o intentos de intimidación. No me van a callar. Simplemente no puedo dejar de ser quien soy y soy una mujer periodista libre. Libre, primero que todo. Gracias a todas las personas que me han acompañado y que han estado pendientes de esta historia, que al parecer no termina hoy", dijo.

Este suceso provocó la reacción de varios intelectuales y artistas. "¿Por qué ponerle una multa, cuando en realidad hay que darle un premio?", se preguntó la cantante Haydée Milanés.

La escritora Wendy Guerra apuntó: "Mientras escribo y me ocupo de mi trabajo, miro las redes y parece que retrocedemos al Caso Padilla, al Quinquenio Gris, a la carta contra Pablo Neruda, al terrible suceso de Matanzas donde apagaron la luz y apalearon sin piedad a varías poetas cubanas, entre ellas a Odette Alonso y Carilda Oliver Labra, a la persecución y encarcelamiento de Raúl Rivero y María Elena Cruz Varela, Arenas y muchos otros autores y artistas".

El pasado año Mónica Baró Sánchez recibió el mayor alegrón al periodismo en el continente, el Premio Gabo 2019, por su reportaje “La sangre nunca fue amarilla”.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985