Ashley Moody, Fiscal general de Florida Foto © Twitter

Fiscal General de Florida denuncia que la OPS es cómplice del Gobierno de Cuba

La Fiscal General de Florida, Ashley Moody, acusó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de servir de intermediaria del régimen cubano para negociar la contratación de médicos de la isla en medio de la pandemia del coronavirus. 

De acuerdo con Moody, la OPS gestiona y apoya el tráfico de Cuba con seres humanos, en referencia a los trabajadores de la salud que la isla envía a otros países bajo "condiciones infrahumanas".

"La OPS es responsable directamente de todos estos contratos de las famosas misiones y de este sistema de esclavitud y abuso", subrayó la Fiscal.

En Twitter, la abogada y política estadounidense, publicó igualmente que el organismo "es cómplice en el tráfico de médicos cubanos a instancias del régimen cubano".

Dijo, además, que la Organización Mundial de la Salud (OMS), también respalda al gobierno cubano, y aseguró que apoya la decisión del presidente Donald Trump de retirarle el presupuesto a ese organismo internacional. 

"Es correcto examinar sus prácticas", dijo en referencia a la decisión del mandatario.

"Nunca debemos desalentar o condenar a nuestros líderes por retirar recursos a una organización que no cumple su mandato. Ellos contribuyen a los mandatos de Cuba que trata con seres humanos", expresó la Fiscal.

Las fuertes declaraciones de Moody indicarían que la OPS respalda los negocios que establece el régimen de La Habana con más de una veintena de países a los que ha vendido los servicios de sus profesionales durante la pandemia del coronavirus, y a pesar de las denuncias de otros organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas, de que el gobierno cubano somete a sus galenos a una forma de esclavitud moderna. 

La televisión cubana informó que 1 196 médicos y enfermeros en 20 brigadas, se encuentran en varios países del mundo atendiendo casos de COVID-19, pero la cifra es significativamente superior pues a ella se suman los especialistas que la isla mandará a Argentina en los próximos días. 

El pasado 16 de abril el representante de la OPS en Cuba, José Moya, afirmó que el gobierno había actuado con prontitud ante la emergencia del coronavirus y justificó las colas y aglomeraciones que protagonizan los cubanos para comprar alimentos. 

"Hay situaciones en las que la gente tiene que salir a buscar sus alimentos y eso ha generado más de un problema en todos nuestros países. No es una situación particular de Cuba y aquí hemos escuchado que es un tema central", dijo Moya.

La contratación de médicos cubanos ha desatado una fuerte polémica en algunas naciones afectadas por el coronavirus como es el caso de Argentina, donde ya se han recolectado más de 140 000 firmas en rechazo al arribo de los galenos. 

Entre las razones para este rechazo muchos explican que detrás de la misión sanitaria se intenta fomentar una construcción narrativa en torno a la supuesta excelencia médica de la Isla que se encuentra gobernada por una dictadura, y cuyo gobierno ha sido acusado por la Organización de Naciones Unidas de someter a sus profesionales de la Salud a una forma de esclavitud moderna. 

Asimismo, que si bien se reconoce su experiencia en el tratamiento de crisis en zonas de desastre como Lombardía, Italia, también pesa sobre el prestigio de los médicos cubanos su controvertida presencia en Venezuela, donde algunos realizaron labores de espionaje al servicio del gobierno chavista. 

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985