Presidente Donald Trump (imagen de referencia) Foto © Flickr/Gage Skidmore

Trump afirma que el gobierno ayudará a los estados a satisfacer demanda de pruebas para coronavirus

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó que su administración está en condiciones de aumentar el número de pruebas y satisfacer las demandas de diagnóstico en los estados para el nuevo coronavirus.

La Casa Blanca se comprometió a incrementar "dramáticamente" el número de exámenes a realizar en todo Estados Unidos y, luego, favorecer el camino para revivir las economías de los estados en medio de la pandemia.

Miembros del grupo de trabajo sobre coronavirus informaron este lunes que estaban trabajando para expandir las pruebas rápidas en lugares como CVS y Walgreens, y asegurarse de que los gobernadores dispongan de los suministros necesarios, como por ejemplo hisopos.

“Estamos desplegando todo el poder y la fuerza del gobierno federal para ayudar a los estados y ciudades”, aseguró Trump desde Washington.

“Queremos abrir nuestro país. La prueba no va a ser un problema en absoluto. De hecho, será uno de los grandes activos que tenemos”, añadió.

Estados Unidos es, por amplio margen, el país más afectado del mundo por la pandemia de coronavirus, al reportar 985 374 contagios y casi 56 000 fallecidos a causa de la enfermedad, cuyo brote se originó en la ciudad china de Wuhan.

Reporta cuatro veces más infectados que España, el segundo país con más casos (229 422) y se aproxima a una tercera parte de los contagios globales, que ya ascienden a 3 millones 34 mil 801.

La nación norteamericana suma más de 22 millones de desempleados que han pedido beneficios económicos ante la crisis por el coronavirus.

En los últimos días, algunos estados han comenzado a aliviar las medidas de distanciamiento social y a reactivar su economía, y se espera que más de una decena vaya reanudando las actividades durante las próximas jornadas.

Recientemente, la coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca para la COVID-19, la doctora Deborah Birx, indicó que la administración ha mantenido "buenas conversaciones" con gobernadores y aseguró que estos entienden los riesgos de la reapertura de los estados.

“Hablan de esto no como un encendido de la luz, sino como una subida gradual de la intensidad de la luz, muy lentamente, y por eso está siendo en fases”, subrayó la especialista.

El jueves anterior, Trump hizo polémicos comentarios acerca de que la enfermedad podría tratarse inyectando desinfectante o exponiéndose a la luz del sol.

“Personalmente me tranquilizó ver el impacto de la luz del sol, pero deberíamos todavía practicar la distancia social y usar máscaras faciales, aunque es importante ver que la luz solar podría matar el coronavirus”, opinó Birx.

En la habitual rueda de prensa, y dirigiéndose al director de la División de Tecnología y Ciencia del Departamento de Seguridad Nacional, Bill Bryan, el mandatario había dicho: “Veo que el desinfectante lo noquea en un minuto, en un minuto. ¿Hay alguna manera de que podamos hacer algo como una inyección dentro o casi una limpieza? Como pueden ver, llega a los pulmones y alcanza una cifra tremenda en los pulmones, por lo que sería interesante comprobar eso”.

Al día siguiente, Trump declaró que su idea sobre inocular desinfectantes para tratar el coronavirus había sido expresada en tono sarcástico, para provocar a los periodistas.

Como consecuencia de estas declaraciones, Reckitt Benckiser, fabricante de los desinfectantes Lysol y Dettol, dijo en un comunicado: “Como empresa líder global de productos de salud e higiene, debemos aclarar que bajo ninguna circunstancia se deben introducir nuestros productos en el cuerpo humano (por inyección, ingestión o cualquier otra vía)”.

“Es enormemente irresponsable porque, lamentablemente, hay personas en el mundo que podrían creer este tipo de tonterías y probarlo por sí mismas”, advirtió Paul Hunter, profesor de medicina en la Universidad Británica de East Anglia.

Luego de la polémica por las recomendaciones de Trump, el propio mandatario habló de suspender las sesiones informativas sobre el coronavirus, pero este lunes se presentó nuevamente en rueda de prensa.

Algunos republicanos temen que Trump esté perjudicando sus perspectivas de reelección con sesiones que a menudo se convierten en recriminaciones a periodistas, y han visto caer su aprobación en un momento en que debería estar subiendo, indicó un despacho de la agencia de noticias Reuters.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985