Hugo Alberto Llerena Rodríguez y varios compañeros suben la yuca a un transporte Foto © ACN/ Roberto Jesús Hernández

Campesino de Matanzas dona productos agrícolas a centros de aislamiento de sospechosos de coronavirus

Un campesino del municipio Cárdenas, en Matanzas, ha donado en los últimos días alimentos cosechados por él a diversos centros de salud de la provincia, donde reciben tratamiento pacientes y posibles portadores de coronavirus.

Hugo Alberto Llerena Rodríguez, de 48 años, envió numerosos sacos de yuca cultivada en su propia finca a varios centros de aislamiento, no solo en el territorio cardenense donde reside, sino también a los ubicados en Jovellanos y Jagüey Grande, así como al Hospital Militar Mario Muñoz Monroy, situado en la ciudad cabecera.

“No espero agradecimiento, lo mío es trabajar y producir”, expresó a la Agencia Cubana de Noticias.

“Ojalá otros productores se sumen, yo tengo unas 20 toneladas en cosecha en estos momentos, las sembré hace un año y aunque estaba destinada a otros fines, quisiera que cada enfermo se comiera al menos un pedacito”, precisó.

Hugo Alberto Llerena Rodríguez cosecha la yuca cultivada en su finca

Llerena Rodríguez es un agricultor privado vinculado a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) José Hidalgo Abreu.

En sus 885.72 hectáreas de tierras, localizadas en la localidad rural de Carlos Rojas, siembra además de yuca arroz, maíz y otros cultivos.

“Yo tenía 18 años de edad cuando hice mi primera donación de alimentos al Hospital Militar. Desde entonces mantengo esa tradición, aporto lo que tenga en cosecha en ese momento; es necesario ayudar en esta situación tan difícil”, comentó.

“Ahora estamos en preparación de los planes para la siembra de arroz, tenemos que vivir el día a día, ya veremos cómo queda el mundo después de la pandemia; por eso es importante tener más producción de alimentos para el consumo humano”, añadió.

En algunos centros de aislamiento de sospechosos de coronavirus la alimentación a los residentes ha disminuido. Al menos así sucedió en el hospital de campaña que el gobierno de La Habana habilitó en la sede de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), donde personas de la calle ahora pueden llevar comida a los internos.

El pasado 23 de abril las autoridades autorizaron a que sus familiares los provean de alimentos, bebidas y productos de aseo personal a los pacientes, según reveló a CiberCuba un trabajador del Ministerio de Salud Pública (MINSAP).

“No se trata de visitas, como en hospitales en épocas normales, sino de acudir a la puertas de la UCI y entregar a su familiar una jaba con alimentos, bebidas y aseo”, precisó la fuente.

Aunque el informante no argumentó la causa de la decisión tomada, en opinión de uno de las personas ingresadas la nueva medida responde al hecho de que se eliminó la entrega de las dos meriendas diarias que antes se les daba.

“A las diez (de la mañana) desayunamos, a las dos (de la tarde) almorzamos y la comida es a las ocho y treinta de la noche, pero nos han dicho que ya no darán más meriendas”, indicó la sospechosa de tener el coronavirus.

El traslado de jabas con alimentos y artículos de higiene constituye una dificultad para los familiares de estas personas, dada la lejanía de la UCI de la ciudad y que el transporte urbano e interurbano está paralizado en todo el país.

“Nos han dicho que nos van a trasladar, pero aún no sabemos a que módulo o edificio, solo que es aquí mismo dentro de la UCI, donde estamos viviendo en el caos”, afirmó la ingresada.

Videos sobre el coronavirus en Cuba


Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985