Avispón asiático, también conocido como "avispón asesino". Foto © YouTube / Bloomberg QuickTake

Alertan en Estados Unidos de avispas gigantes que pueden llegar a matar a personas

El Departamento de Agricultura de Washington hace planes para eliminar la presencia en el estado de avispones asiáticos, los más grandes de su especie y con una picada que representa un peligro para la vida humana.

Conocido también como “avispón asesino”, este insecto puede medir hasta más de 5 centímetros. Provisto de un aguijón más largo de lo normal, puede picar múltiples veces y su veneno podría ser una amenaza a las personas.

Los entomólogos de Washington están tras la pista de los avispones asiáticos este verano, para erradicarlos antes de que se reproduzcan en la región.

Debido a su agresividad y la fuerza de sus mandíbulas, estos son además depredadores de las abejas melíferas y, por tanto, amenazarían igualmente a los cultivos y plantas que ellas polinizan.

“Es un peligro para la salud y, lo que es más importante, un depredador importante de las abejas melíferas”, apuntó Todd Murray, entomólogo de Washington y especialista en especies invasoras.

“Son como algo sacado de una caricatura de monstruo con esa enorme cara amarillo-naranja”, dijo Susan Cobey, una criadora de abejas de la Universidad Estatal de Washington, en declaraciones a la agencia de noticias Associated Press (AP).

Fue visto en Estados Unidos por primera vez en diciembre de 2019, cuando el Departamento de Agricultura del estado verificó dos informes cerca de Blaine, Washington, próximo a la frontera con Canadá. También recibió dos informes probables, pero no confirmados, de sitios en Custer, al sur de Blaine.

Pero se sospecha que ahora el insecto puede haber comenzado a emerger de la hibernación invernal.

Otra característica que lo vuelve más amenazador es que puede picar a través de la mayoría de los trajes de apicultor, inoculando casi siete veces la cantidad de veneno que una abeja melífera, y picar varias veces. Ante estos datos, el departamento de Washington ordenó trajes especiales reforzados, de China.

Quienes han estado al corriente del tema, aseguran que no se sabe cómo o de dónde llegaron los avispones a América del Norte, los cuales comúnmente viven en los bosques y las montañas bajas del este y sureste de Asia, alimentándose de grandes insectos, como avispas y abejas. Algunas muertes de personas en Japón son atribuidas a este insecto.

A veces son transportados en carga internacional, en algunos casos deliberadamente, señaló Seth Truscott, de la Facultad de Ciencias Agrícolas, Humanas y de Recursos naturales de la Universidad Estatal de Washington (WSU por sus siglas en inglés).

Su ciclo de vida comienza en abril, cuando las reinas salen de la hibernación, se alimentan de la savia y la fruta de las plantas, y buscan guaridas subterráneas para construir sus nidos, señala el despacho de AP.

Son más destructivos a fines del verano y principios del otoño, periodo en que suelen atacar las colmenas de abejas melíferas, matar a las abejas adultas y devorar larvas y pupas, indicó la WSU.

Al picar, inoculan una poderosa neurotoxina, lo que pueden hacer varias veces hasta complicar la vida de seres humanos, incluso si no padecen de alergia a las picaduras, detalló la misma universidad.

Por otro lado, los agricultores dependen de las colonias de abejas melíferas para polinizar muchos cultivos importantes del noroeste, como manzanas, arándanos y cerezas, lo que podría verse afectado por la llegada de los avispones.

Una especie invasora puede cambiar dramáticamente las condiciones de crecimiento, dijo Todd Murray, quien agregó que este era el momento oportuno para lidiar con los depredadores antes de que se expandieran.

“Necesitamos enseñar a las personas cómo reconocer e identificar este avispón cuando las poblaciones son pequeñas, para que podamos erradicarlo mientras aún tengamos una oportunidad”, explicó.

Los apicultores han reportado ya montones de abejas muertas y decapitadas, un panorama alarmante en un país con una población de abejas en rápido declive.

Ante la situación, que por si no bastara coincide con el contexto epidémico del nuevo coronavirus, los funcionarios agrícolas del estado de Washington piden a los apicultores y residentes que denuncien cualquier avistamiento de avispones gigantes, pero sin acercárseles.

“Si te topas con ellos, huye, ¡luego llámanos! Es realmente importante para nosotros saber de cada avistamiento, si vamos a tener alguna esperanza de erradicación”, advirtió el entomólogo Chris Looney, del Departamento de Agricultura.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985