Transporte estatal en Cuba-Chapa B Foto © CiberCuba

Entran en vigor restricciones para limitar circulación de vehículos estatales en Cuba

El gobierno cubano paralizó al menos 37.000 vehículos estatales para disminuir el tránsito de personas y la movilidad adicional en el país durante la pandemia del coronavirus.

La prohibición incluye a los vehículos que tienen chapa B con franja azul, informó el ministro cubano de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández.

De acuerdo con el funcionario, quedarán excluidos de la medida los medios de transporte del gobierno con chapa B que pertenecen a empresas profesionales de transporte y que prestan el servicio de transportación de trabajadores esenciales en las localidades.

Asimismo, quedarán exentos de estas restricciones los coches que tengan una autorización aprobada por los consejos de defensa provinciales y aquellos vinculados a actividades productivas indispensables que se mantienen operando en la isla en medio del contexto sanitario, detalló el ministro.

Los autos que podrán seguir circulando recibieron una identificación válida por 30 días y prorrogable, elaborada por las autoridades de Transporte de cada provincia.

Aquellos autos particulares que necesiten salir de la provincia, también deben obtener este salvoconducto, que será concedido únicamente por motivos de trabajo o humanitarios, previamente consultado con los Consejos de Defensa de las Provincias de destino del automóvil.

En algunas zonas como Villa Clara la paralización afectó hasta a casi el 40 por ciento del parque estatal.

La subdirectora del sector en esa localidad del centro de Cuba, Jaris Hernández Simón, explicó que con esta medida dejaron de circular aproximadamente 4500 vehículos y quedará en funcionamiento aproximadamente el 64 por ciento del total de autos del estado.

Dijo además que se adoptarán medidas por los cuerpos de inspectores y de la Policía Nacional Revolucionaria para el cumplimiento de las regulaciones.

La medida entró en vigor el miércoles en todas las provincias cubanas y forma parte de un grupo de normas establecidas por el régimen a fin de contener la propagación del COVID-19, enfermedad que en la isla ha afectado a 1.729 personas, de las cuales 73 han fallecido.  

A inicios de abril las autoridades del régimen también suspendieron el transporte público en todo el país, una medida que ha tenido éxito para frenar el coronavirus aunque ha causado dificultades y molestias entre la población.

La restricción de entonces incluía ómnibus, ruteros, coches, bicitaxis, ferrocarriles y otras modalidades de transporte de pasajeros estatales y privadas tanto de servicios locales, como intermunicipales y rurales.

Los que quedaron funcionando tendrían que limitar su capacidad al 50%, para "garantizar una distancia prudencial" entre pasajeros, por lo cual se estableció una sola persona por cada asiento doble.

También se decretó obligatorio el uso del cubrebocas y el uso de hipoclorito de sodio en las manos para los pasajeros al momento de abordar el vehículo.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985