Palacio de la Revolución, La Habana Foto © Ecured

Grupúsculo contrarrevolucionario tomó el Palacio de la Revolución en La Habana

Un grupúsculo contrarrevolucionario se ha apoderado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y ha ordenado a la televisión anticubana que movilice al pueblo con un reportaje sobre el hambre en España y Estados Unidos, en un vano empeño de promover una revuelta popular en Triunvirato o Sibanicú, que llegue a Madrid y Washington y salve a los famélicos proletarios.

Los consejos de Defensa de Triunvirato (Matanzas) y Sibanicú (Camagüey) han decretado sendas Alarmas de combate para controlar la rabia de sus vecinos, desolados por la escasez de alimentos y aseo en Nueva York y Barcelona y, pioneros de ambos municipios, han comenzado un envío masivo de correos electrónicos a sus amiguitos que están lejos para ratificar que somos felices aquí.

Una integrante de la banda proyanqui llamó a Radio Ariguanabo, haciéndose pasar por una retirada de la industria alimentaria y, llorosa, propuso lanzar una campaña nacional que recoja una libra de arroz y otra de frijoles por cada libreta de racionamiento, para los jubilados de Pensilvania y Toledo; pero otro oyente de Quiebra Hacha, consternado, llamó después, y propuso desviar esa carga solidaria para San Diego y Ribadesella, donde la situación es más grave aún, según sus datos.

Las autoridades cubanas están en aprietos por el desbordante río solidario que inunda llanos y montañas del archipiélago y ha instruido al Banco Central para que dicte una instrucción urgente, ordenando devolver las remesas hechas desde el 1 de mayo a los emigrados en ambos países y otra a ETECSA para que reintegre las recargas hechas en los primeros días del mes, desde Estados Unidos y España, con el objetivo de contribuir a paliar la hambruna en ambas naciones y, especialmente, de los estoicos emigrados cubanos.

La Central de Trabajadores de Cuba (CTC) amagó con donar un día de haber de cada trabajador para comprarles pasta de dientes, jabón y detergente a los obreros de Missouri y Cádiz, pero una llamada desde el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) persuadió a su ejecutiva de desechar la propuesta debido a las dificultades que impone el bloqueo a las operaciones comerciales cubanas, aún siendo donaciones como aquellas del fallecido Lucius Walker.

El compañero Guilarte de Nacimiento, visiblemente molesto y tirando el nasobuco contra el suelo, ordenó a los líderes obreros de Puertos, Marina Mercante y Pesca, apoyados por los destacamentos Mirando al mar que -previo estudio de las corrientes marinas y las lunas de mayo- suelten patanas repletas de mercancías desde Carúpano e Isabela de Sagua teledirigidas por satélite hacia Puerto la Cruz, en Tenerife y Fernandina, en la Florida.

Los estrategas del aguerrido movimiento sindical cubano eludieron el puerto de Miami por temor a posibles represalias de la mafia que sueña con destruir la primera revolución de los humildes, con los ídem y para los ídem a 90 millas del imperialismo.

La Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) ha lanzado su propia campaña: Un saquito de carbón de marabú para los campesinos de Iowa y Andalucía, que acogieron la donación cubana con lágrimas en los ojos y al ritmo de Abajo Donald Trump y Ay, pena, penita, pena, respectivamente.

El Ministerio de Comercio Interior (MINCIN) ha lanzado la campaña: Los zapaticos me aprietan, las medias me dan calor... que donará popis a niños de Cleveland y San Juan de Azalfranache, conmovidos con el gesto de Cuba salva.

La vicemninistra de Salud Pública, Marcia Cobas Ruiz, ha puesto en peligro su continuidad al frente de los negocios médicos, al promover -quizá confundida por las noticias que llegaban del Palacio de la Revolución y la televisión- que cada brigada médica cubana en el extranjero donara el cinco por ciento de su salario real a la causa solidaria; ocurrrencia que ha sido desautorizada inmediatamente por su jefe, José Ángel Portal Miranda.

El primer secretario del PCC en La Habana ha mostrado su enfado con los secuestradores y ha pedido la venia al General de Ejército Raúl Castro Ruz, máximo dirigente comunista, para marchar hacia la Plaza de la Revolución y exigir la renuncia de los secuestradores que -desde este viernes- están comiendo espaguetis sin puré de tomate y sin queso porque la tropa de Luis Antonio Torres Iribar consiguió interceptar un envío de ambos productos cuyo destino era el comedor obrero del partido.

Miembros de la Seguridad Personal han sido desplegados en los almacenes de CIMEX, TRD y Palco para impedir que salgan refuerzos para los sublevados y en el comedor del ICRT, donde acompañan de manera permanente a la colega Irma Shelton y su equipo, autores del reportaje que ha conmovido a la sociedad cubana; mientras la Contrainteligencia investiga su posible conexión con la contrarrevolución.

El canciller Bruno Rodríguez ha tranquilizado al Departamento de Estado norteamericano y al Ministerio de Asuntos Exteriores de España, ante los que se ha disculpado por ola de internacionalismo proletario desatada en la isla por un reportaje de televisión, instigado por elementos desafectos al proceso.

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez permanece en un búnker subterráneo enclavado en las Tetas de Managua, reunido con su equipo de confianza a los que ha transmitido su certeza de que le han echado mal de ojo; primero el avión, luego el tornado, en octubre se murió Venezuela como fuente petrolera, en enero cayó el turismo, en marzo coronavirus y ahora un grupúsculo contrarrevolucionario asalta palacio y confunde al pueblo con un mensaje mal intencionado.

Su tocayo, el cimarrón Barnet envió una propuesta para convocar a los principales babalawos y hacerle una limpieza con siete palomas blancas y un Ebo de chivo capado a orillas de la presa Minerva, en Villa Clara, donde aguardan la señal para hacer ritual y chilindrón a la salud del mandatario.

La primera dama, Liz Cuesta, rechazó la propuesta de saneamiento espiritual porque ella sabe que la brujería viene de los compañeros Iroel Sánchez Espinosa, Manuel Marrero Cruz y Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, cuyos nombres y fotos tiene metidos en el freezer del sótano de casa, en sendos cartuchos untados en manteca de majá de Sierra Cristal y sal de Joa, Caimanera.

El General de Cuerpo de Ejército, Álvaro López Miera y el Vice almirante Julio César Gandarilla Bermejo, han ordenado a dos compañías de Tropas Especiales que rodeen el Comité Central del PCC; mientras Manuel Calviño negocia con los secuestradores y varias escuadras de Avispas negras han tomado la CTC, la ANAP y el ICRT, donde se sospecha que el grupúsculo contrarrevolucionario tiene varios militantes y simpatizantes.

(Esta nota es una recreación ficticia, provocada por la emisión en el NTV de Cuba de un reportaje que mostraba la preocupación por escasez de alimentos y otros artículos de primera necesidad en España y Estados Unidos)

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985