Todos los empleados de la Casa Blanca están siendo evaluados semanalmente Foto © Twitter / Casa Blanca

Coronavirus en la Casa Blanca: ya son cuatro los funcionarios enfermos

La administración Trump está tratando de contener un brote del coronavirus dentro de la Casa Blanca, supuestamente el lugar más seguro de EE.UU., mientras algunos empleados han dado positivo y otros se han declarado en cuarentena voluntaria.

Tres altos funcionarios que lideran la respuesta del gobierno al coronavirus han comenzado dos semanas de auto cuarentena después de que un asistente militar del presidente, la secretaria de prensa del vicepresidente Katie Miller, otro miembro de su equipo, y la asistente personal de Ivanka Trump dieron positivo en coronavirus. Sin embargo, otros empleados que entraron en contacto con ellos siguen trabajando en la Casa Blanca.

"Da un poco de miedo ir a trabajar", dijo Kevin Hassett, uno de los principales asesores económicos del presidente, en el programa "Face the Nation" de CBS el domingo. Hassett dijo que a veces llevaba una mascarilla en la Casa Blanca, pero admitió que se sentiría más seguro "si estuviera sentado en mi casa".

"Es un lugar pequeño y lleno de gente. Es, ya sabes, es un poco arriesgado. Pero tienes que hacerlo porque tienes que servir a tu país", añadió.

El descubrimiento de los dos empleados infectados ha llevado a la Casa Blanca a intensificar sus procedimientos para combatir el virus, pidiendo a más miembros del personal que trabajen desde casa, aumentando el uso de mascarillas y haciendo un examen más riguroso de las personas que ingresan al complejo presidencial.

No está claro cuántos otros funcionarios de la Casa Blanca pudieron haber entrado en contacto con los infectados en los últimos días, pero muchos miembros del personal del Ala Oeste que probablemente estuvieron en reuniones con la Sra. Miller antes de dar positivo todavía están yendo a trabajar, según declararon altos funcionarios de la administración al diario The New York Times.

El domingo por la noche, la Casa Blanca emitió un comunicado diciendo que el vicepresidente norteamericano Mike Pence no alteraría su rutina. El vicepresidente "ha dado negativo todos los días y planea estar en la Casa Blanca mañana", dijo Devin O’Malley, portavoz del Sr. Pence.

El gobierno no tiene planes de mantener separados al presidente, Donald Trump, y a Pence, dijo una persona conocedora de la situación a la agencia Reuters. Existe la preocupación de que ambos podrían llegar a ser incapacitados si contrajesen el coronavirus al mismo tiempo.

Por su parte, el presidente Trump anunció a los periodistas el viernes que la portavoz de Pence, Katie Miller, había dado positivo por el virus, un día después de que se supo que un asesor personal del mandatario también diera positivo.

En la Casa Blanca, todos los empleados están siendo evaluados al menos semanalmente, dijeron las autoridades, y un puñado de los mejores ayudantes que interactúan regularmente con el presidente son evaluados diariamente.

La preocupación por la propagación del COVID-19 en la Casa Blanca ha apartado temporalmente a tres de los miembros más destacados del grupo de trabajo sobre coronavirus: el Dr. Robert R. Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades; Dr. Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Drogas y Alimentos; y el Dr. Anthony S. Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El Dr. Redfield y el Dr. Hahn anunciaron durante el fin de semana que se pondrían en cuarentena durante dos semanas después de entrar en contacto con un miembro infectado del personal del presidente. Ambos asistieron a una reunión la semana pasada donde estuvo Kate Miller.

El Dr. Fauci dijo que él también había comenzado una "cuarentena modificada" después de lo que llamó un contacto de "bajo riesgo" con un miembro del personal infectado.

El senador Lamar Alexander, republicano de Tennessee, dijo que los tres médicos participarán el martes por videoconferencia en una audiencia previamente programada sobre la respuesta al virus y los esfuerzos para reabrir la economía. El Sr. Alexander también dirigirá la audiencia de forma remota; su oficina dijo el domingo por la noche que el senador se pondría en cuarentena por 14 días después de que un miembro de su personal diera positivo.

Al igual que otros miembros del personal de la Casa Blanca, la Sra. Miller no usaba regularmente mascarilla en su trabajo. El jueves, solo unas horas después de recibir un diagnóstico negativo, fue vista en televisión hablando sin mascarilla a pocos metros de varios reporteros, todos los cuales llevaban una.

Su esposo, Stephen Miller dio negativo el virus el viernes después del diagnóstico positivo de su esposa más temprano ese día.

La Casa Blanca ha hecho numerosos tests de coronavirus a su personal utilizando ID Now, una prueba rápida realizada por Abbott Laboratories que puede generar un resultado en cinco a 13 minutos. Las ventajas son su velocidad y portabilidad: la máquina de prueba es aproximadamente del tamaño de una tostadora. Pero algunos hospitales y médicos descubrieron que ese método de prueba estaba dando demasiados falsos negativos, casos en los que las personas realmente tenían el virus, pero la prueba decía que no.

Según el New York Times, el 27 de marzo, la Administración de Alimentos y Medicamentos otorgó una autorización de emergencia a la prueba ID Now. Cuando los hospitales y las clínicas comenzaron a usar la nueva prueba, descubrieron que faltaban infecciones, especialmente cuando los hisopos de prueba no se colocaron directamente en la máquina, pero primero se almacenaron en viales llenos de líquido. Abbott luego cambió sus instrucciones y desaconsejó la colocación de las muestras en líquido.

La compañía ahora aconseja a los proveedores de atención médica que consideren volver a evaluar a los pacientes que resulten negativos pero tengan síntomas de COVID-19 o hayan estado expuestos a alguien infectado.

Luego de que se identificaran los casos de contagiados, la Casa Blanca ha adoptado nuevas medidas. Los miembros del Servicio Secreto que trabajan en la Casa Blanca ahora están usando mascarillas, y los médicos preguntan a las personas que ingresan al campus de la Casa Blanca si tienen algunos de los síntomas de la enfermedad.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985