Pablo Milanés en la juventud y en 2016. Foto © Captura de pantalla

Pablo Milanés sobre las UMAP en Cuba: "Juntaron a todos los que consideraban despreciables en un campo de concentración"

El documental homónimo sobre el cantautor cubano Pablo Milanés estará disponible hasta el próximo 19 de mayo en Vimeo. Su realizador Juan Pin Vilar reunió en 2016 varios testimonios sobre el artista y parte de su vida y obra, entre ellos, su traumática experiencia en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP).

"Juntaron a todos los que consideraban despreciables en un campo de concentración", recuerda el cantautor, quien en otras ocasiones se ha referido en la misma línea a esos sitios por donde pasaron muchos cubanos por sus ideas, su orientación sexual, por ser contrarrevolucionarios o por cualquier otra actitud no afín con "el hombre nuevo" promovido en los inicios del proceso del fallecido dictador Fidel Castro. 

Milanés afirma que en su caso fue encarcelado por sus ideas: "Fueron mis opiniones respecto a la revolución a partir de un revolucionario y que era yo bastante liberal para decirlo delante de quien fuera". Rememora, así, episodios de esos días en una UMAP en Camagüey como cuando a la misma hora recogieron a los homosexuales y los llevaron a guetos alejados de todos los demás, las cercas de alambre púa y cómo los llegaron a juntar con presos comunes.

En el documental cuenta también cómo escapó de uno de esos campos de concentración y llegó a La Habana, donde por la angustia de su madre se tuvo que entregar a su primo Juan Almeida Bosque. Entonces fue enviado a la cárcel de La Cabaña y devuelto a Camagüey.

Milanés cuenta que llegó a crear una obra con Ricardo Barber para justificar lo que estaba sucediendo. "Tenía el síndrome de Estocolmo", dijo, aunque finalmente rompió aquel texto.

"Me sentía revolucionario. Y cuando me engañaron de aquella manera que me mandaron un telegrama donde me decían que había sido elegido para el servicio militar y en realidad fui elegido para un campo de concentración. Para un muchacho de 23 años eso fue brutal", confesó el músico, quien afirma que crear lo salvó mientras estaba en ese lugar y lo mucho que había leído gracias a los libros enviados por sus amigos.

Aunque de joven estaba lleno de ganas de cambiar el mundo, ahora afirma que nada cambia y todo sigue igual. "Cuando te haces más maduro, eres más escéptico. Ya no crees, simplemente sobrevives y te dedicas a lo que sabes hacer", apuntó.

Él y otros cubanos señalan a las UMAP como un capítulo horrendo en Cuba. Sergio Vitier afirma que todavía está esperando que alguien se disculpe con Milanés.

Este documental, donde se repasan los inicios de la carrera de Pablo Milanés con reconocidos artistas cubanos, recibió el premio en su categoría en el Festival Internacional de Cine de Gibara en 2017. Un año después una muestra independiente al Festival Internacional de Cine de La Habana lo presentó como uno de los materiales que pudieron participar en ese encuentro organizado por el gobierno cubano. Y en 2019 fue exhibido en la muestra Joven del ICAIC en La Habana.

La divulgación de este documental se hace unos días después de que Mariela Castro intentara minimizar los horrores sufridos en las UMAP al compararlas con las escuelas al campo. Según la hija de Raúl Castro lo que pasó está siendo sobredimensionado, algo que ha sido refutado por quienes padecieron en carne propia la estancia en esos lugares. 

"Era como una escuela al campo… excepto por la alambrada de púas, los guardias armados, las jornadas de trabajo de sol a sol, los castigos físicos y mentales, el aislamiento de nuestras familias, el hambre, la sed…", dijo Pedro Bencomo, quien fue citado por el cubano Víctor Mozo, una de las víctimas de las UMAP

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Archivado en:

Alberto Arego

Periodista e inmigrante, cubano y español. Redactor en CiberCuba, antes en El País y Juventud Rebelde. Máster en Periodismo por la Escuela de Periodismo UAM-El País y graduado en la Universidad de Sevilla.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985