Marcha del Orgullo Gay en Cuba 2019 Foto © El Estornudo

"Los Derechos Humanos no son selectivos": el mensaje de la embajada de EE.UU. a la comunidad LGTBI+ en Cuba

La encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Cuba, Mara Tekach, envió un mensaje a la comunidad LGTBI+ de la isla en el que recordó que los derechos humanos no son selectivos cuando se respeta la democracia.

Un video publicado en Twitter por el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, reitera que los derechos humanos “no distinguen raza, creencias religiosas, o políticas”, en referencia a la discriminación que viven estos colectivos en Cuba.

“No excluyen por orientación sexual o identidad de género. No importa cuán diferentes seamos unos de otros, todos debemos ser protegidos”, afirmó la funcionaria estadounidense.

“Así es como funciona una democracia”, subrayó Tekach en su mensaje, que desafía el discurso oficialista de la Revolución cubana, el cual desde sus inicios excluyó todo lo que no fuera considerado “viril”, y mostrara rastros de “blandenguería”.

En los años iniciales del proceso revolucionario liderado por el dictador Fidel Castro, al menos 25.000 jóvenes cubanos homosexuales o contestatarios fueron enviados a campos de concentración a realizar trabajos agrícolas, para que “se hicieran hombres”.

La diputada cubana Mariela Castro Espín, hija de Raúl Castro y quien en su discurso dice ser defensora de la lucha antihomofóbica en la isla, se apegó al discurso oficialista cubano y llegó a justificar las represivas “Unidades Militares de Ayuda a la Producción” (UMAP), donde fueron internados 25.000 cubanos.

Allí estuvieron los jóvenes, entre ellos el cantautor Pablo Milanés, durante tres años en más de setentas campamentos en la provincia de Camagüey.

Aunque han pasado más de 50 años, la discriminación contra el movimiento LGBTI+ en Cuba ha seguido escalando.

La constitución cubana tiene pendiente la aprobación de un código de familia que incluya a estos colectivos y les otorgue derechos, pero ese debate es pospuesto una y otra vez.

En diciembre de 2018, Cuba eliminó del borrador de su nueva Constitución el concepto de matrimonio ante el rechazo de miles de personas en el país a la aprobación del matrimonio igualitario.

La posibilidad de legalizar la unión entre personas de un mismo sexo se definirá en un referendo que, según el Parlamento, tiene un plazo de hasta dos años para realizarse.

Mientras tanto, la narrativa gubernamental en torno al tema continúa siendo excluyente, al punto que la oficialista Televisión Nacional ha llegado a censurar películas o escenas que muestren algún tipo de libertad en cuanto a identidad de género.

El pasado 28 de febrero, la televisión transmitió la película Love Simon, en la que fue cortada la escena de un beso gay.

La indignación del colectivo LGTBI+ ante lo sucedido desencadenó la convocatoria de una besada pública frente al ICRT para el domingo 1 de marzo.

Sin embargo, tuvo que ser suspendida porque decenas de activistas fueron detenidos para evitar que se manifestaran.

Entre ellos, estuvo el artista independiente Luis Manuel Otero Alcántara, quien fue detenido y apresado en el centro penitenciario de Valle Grande, en La Lisa, en espera de un juicio sumario abreviado.

El 13 de marzo fue liberado sin explicación. La organización humanitaria Aministía Internacional, había pedido a los artistas, periodistas y activistas LGBTI+ exigir a las autoridades cubanas que lo pusieran en libertad de forma inmediata.

Este año, a raíz de la crisis sanitaria por el coronavirus, el día del Orgullo Gay en Cuba se está celebrando a través de las redes sociales, donde miles de personas han publicado mensajes de amor e igualdad.  

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985