Hidroxicloroquina, antimalárico Foto © Wikimedia Commons

La OMS suspende ensayo clínico de hidroxicloroquina en pacientes con coronavirus

La Organización Mundial de la Salud suspendió este lunes un ensayo clínico que estaba previsto para probar el medicamento antimalárico hidroxicloroquina en pacientes con coronavirus. 

De acuerdo con el director de ese organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la decisión de marcha atrás al experimento se debe a la preocupación de numerosos científicos sobre la seguridad del fármaco en personas infectadas con COVID-19.

"El grupo ejecutivo ha implementado una pausa temporal del brazo de hidroxicloroquina en el ensayo de Solidaridad, mientras que los datos de seguridad son analizados por la junta de monitoreo", explicó.

Dijo, no obstante, que "los otros brazos del ensayo continúan". 

El funcionario habló en una conferencia en línea colgada en el perfil de Twitter de la OMS.

La hidroxicloroquina ha sido un medicamento defendido en el tratamiento contra el coronavirus por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien la semana pasada llegó a afirmar que tomaba una píldora diaria para protegerse de un posible agravamiento en caso de contraer el COVID-19.

El mandatario dijo a inicios de abril que el producto, muy efectivo en la lucha contra la malaria, también era eficaz en el combate a los síntomas del coronavirus, y que por esa razón había distribuido más de 29 millones de dosis en varios hospitales del país. 

Sin embargo, algunos científicos afirman que no hay evidencias sobre tal efectividad, y otros han llegado a decir que incluso podía perjudicar a los pacientes.

El antipalúdico hidroxicloroquina se relacionó con un mayor riesgo de muerte en un estudio realizado en 96.000 pacientes con COVID-19, según un artículo publicado en The Lancet la semana pasada.

La investigación mostró que las personas tratadas con hidroxicloroquina, o con cloroquina, tenían un mayor riesgo de muerte en el hospital en comparación con aquellos que no habían recibido el tratamiento, cuya demanda creció a raíz de las declaraciones de Trump sobre los presuntos beneficios de esa píldora.

En abril, el director de la FDA, Stephen Hahn, también había señalado que se examinaría el uso ampliado del medicamento "para ver realmente beneficia a los pacientes".

"Queremos hacerlo en el marco de un ensayo clínico, un gran ensayo clínico pragmático para reunir realmente toda la información", subrayó, pero días después advirtió a los trabajadores sanitarios que el fármaco no debía usarse fuera del hospital debido a sus efectos secundarios, los cuales podrían ser peligrosos e incluso mortales en pacientes con coronavirus.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985