Enfermera que dio a luz conectada a un respirador se reúne con su bebé casi un mes después del parto

Pasó casi un mes antes de que la mujer se reuniera con su hija recién nacida

Madre sostiene la mano de su recién nacido Foto © Flickr / Bridget Coila

Este artículo es de hace 1 año

RÍO DE JANEIRO, 26 mayo (Reuters) - La enfermera brasileña Rusia Goes dio a luz en abril mientras estaba inconsciente y respiraba por un tubo de ventilación cuando luchaba contra los graves síntomas del COVID-19.

Pasó casi un mes antes de que la mujer de 42 años se reuniera con su hija recién nacida.

"Sólo Dios sabe cuánto extrañé a esa pequeña, que había estado dentro de mí, y de repente fue sacada por todo esto", dijo a Reuters en una entrevista el lunes.

Goes es una de al menos 374 000 brasileños infectados por el virus, ahora el segundo mayor brote del mundo detrás del de Estados Unidos. Más de 23 000 personas han muerto.

Aunque normalmente trabaja como enfermera en una unidad de cuidados intensivos neonatales, Goes se quedó en casa una vez que comenzó el brote de coronavirus, pero su marido, Ednaldo Goes, sospecha que pudo haberle transmitido el virus mientras seguía saliendo a trabajar y a comprar para la familia.

Cuando Rusia Goes se internó en un hospital de Río de Janeiro con dificultad para respirar y otros síntomas de COVID-19, estaba comenzando el octavo mes de su embarazo. Los médicos recomendaron un parto prematuro por cesárea para tratar mejor el estado de la madre.

El bebé dio negativo para el virus y fue separado de Goes, quien fue transferida a otro hospital cuando su condición empeoró.

La batalla contra la enfermedad respiratoria fue dura y "muy dolorosa", dijo, pero lentamente pudo recuperarse. Conoció a su hija Luisa virtualmente, a través de un enlace de video con su marido y el bebé en otro hospital.

Goes fue finalmente dada de alta del hospital después de dos semanas y conoció a su hija en persona el 20 de mayo, 26 días después de dar a luz. El personal médico con mascarillas se reunió con globos y aplaudió mientras Goes salía del hospital con su bebé en brazos.

"Sostenerla en mi pecho fue muy emotivo", dijo.

(Reporte de Sergio Queiroz, Reporte adicional de Pedro Fonseca, Editado en español por Javier López de Lérida)

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.