Trump habla con los periodistas a bordo del Air Force One Foto © Reuters

Trump pospone reunión del G7 hasta septiembre y quiere añadir a nuevos invitados

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pospuso hasta septiembre la cumbre del Grupo de los Siete (G7) que debía celebrarse en junio y anunció su intención de ampliar la lista de países invitados al evento para incluir a Australia, Rusia, Corea del Sur y la India.

En declaraciones a los periodistas en el avión presidencial Air Force One durante su regreso a Washington desde Cabo Cañaveral en Florida, Trump aseguró que el G7 en su formato actual es un "grupo de países muy anticuado".

"Lo pospongo porque no siento que, como G7, represente adecuadamente lo que está sucediendo en el mundo", dijo Trump.

El presidente afirmó que aún no había fijado la nueva fecha para la reunión, pero creía que esta podría tener lugar en septiembre, alrededor de la fecha de la reunión anual de las Naciones Unidas en Nueva York, o tal vez después de las elecciones estadounidenses de noviembre.

Por sus declaraciones, no queda claro si el deseo de Trump de invitar a otros países a la cumbre es un esfuerzo para expandir de manera permanente el G7. En varias ocasiones anteriores, el mandatario ha sugerido que se agregue a Rusia, por su importancia estratégica global.

Rusia fue expulsada de lo que entonces era el G8 en 2014 (cuando el predecesor de Trump, Barack Obama, era presidente de Estados Unidos), después de que Moscú se anexionó la región de Crimea, perteneciente a Ucrania. Rusia todavía sigue en poder de ese territorio, y varios gobiernos del G7 han rechazado los llamados anteriores de Trump para readmitir a Moscú.

La portavoz de la Casa Blanca, Alyssa Farah, dijo el sábado que Trump quiere que los países discutan sobre China durante la cumbre.

Trump atacó a Beijing por su manejo de la pandemia de coronavirus, que comenzó en China, y el viernes ordenó a su administración que comenzara el proceso de poner fin al tratamiento especial de EE.UU. a Hong Kong en represalia por la decisión de China de imponer una nueva ley de seguridad a la anterior colonia británica.

Según un reciente tuit del presidente norteamericano, la decisión de convocar al grupo de los principales países industrializados en Washington sería una demostración de que Estados Unidos estaba volviendo a la normalidad después de la epidemia de coronavirus, que ha matado a más de 103,000 estadounidenses hasta la fecha.

"Ahora que nuestro país está en transición de regreso a la Grandeza", tuiteó Trump el 20 de mayo, "estoy considerando reprogramar el G-7, en la misma fecha o similar, en Washington, D.C., en el legendario Camp David". “Los otros miembros también están comenzando su REGRESO. Sería una gran señal para todos: ¡normalización!".

El G7 está compuesto por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Japón, Alemania, Italia y Canadá, y la Unión Europea también asiste como invitado.

Corea del Sur está al tanto de la reciente invitación de Trump y discutirá el asunto con Estados Unidos, dijo el domingo a Reuters un funcionario del gobierno en Seúl.

Estados Unidos tiene la presidencia rotativa del G7 este año y puede determinar dónde se celebra la reunión y establecer su agenda.

En el encuentro del año pasado, celebrado en Biarritz, Francia, ya afloraron algunas tensiones de Trump con sus socios europeos.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985