Keilylli de la Mora Valle Foto © Facebook/ Keilylli de la Mora Valle

Opositora cubana Keilylli de la Mora Valle entrará en prisión este jueves

La opositora Keilylli de la Mora Valle, miembro de la organización Unión Nacional Patriótica de Cuba (UNPACU) y promotora de la iniciativa CubaDecide, recibió la orden de presentarse el próximo jueves en el Tribunal Provincial Popular de Cienfuegos para ser llevada a prisión, tras ser condenada a un año y seis meses de privación de libertad.

La activista fue sancionada por supuestos delitos de propagación de epidemia, desobediencia, desacato y resistencia, según dio a conocer en su muro de Facebook su compañera Kata Mojena Hernández.

“La joven ha estado muy activa en los últimos meses en las campañas por la liberación de los presos políticos, incluyendo la de José Daniel Ferrer. Este jueves debe ingresar a prisión, a cumplir una injusta condena por su activismo pacífico y pro democrático”, explicó Mojena.

De la Mora estaba esperando el resultado del recurso de apelación que había interpuesto su abogado ante el tribunal, que consideró que no tenía lugar.

Citación del Tribunal Provincial de Cienfuegos. Foto: Kata Mojena Hernández/ Facebook

El juicio ocurrió el pasado 7 de mayo en un proceso sumarísimo en el que no tuvo ningún testigo a su favor. Según reveló a la agencia CubaNet, en la vista oral solo permitieron la entrada de dos de sus familiares y la fiscal apenas le dejó hablar.

La sentencia emitida explica que el cargo de propagación de epidemias se basa en que De La Mora no llevaba el nasobuco puesto cuando fue detenida. Además, los agentes policiales alegaron que mantiene una conducta antisocial y que acostumbra a alterar el orden público.

La activista negó ese y todos los argumentos en su contra.

“Estas acusaciones son inciertas y muy bajas. Dijeron que yo estaba tomando y que les enseñé la identificación cuando terminé de beber. Todo eso es completamente falso. Cuando me detuvieron yo estaba fumando, por eso no llevaba puesto el nasobuco, y en cuanto vi a los oficiales me lo puse”, dijo a CubaNet.

“Yo jamás he tenido una conducta negativa. Me llevo con todo el mundo y nunca he alterado el orden público. A menos que ellos le llamen así al activismo pacífico que realizo”, precisó.

En los últimos meses se ha intensificado la represión del régimen castrista contra UNPACU, el grupo disidente más nutrido del país. Algunos de sus miembros han optado por hacer huelga de hambre como vía de protesta.

Uno de ellos fue Eider Frómeta Allien, quien permaneció sin ingerir alimentos tres días en mayo, exigiendo a las autoridades de la cárcel Kilo 8, en Camagüey, que le dieran sus medicamentos para la gastritis y la hipertensión arterial que padece.

También Alien Muchulín Montoya, el más reciente prisionero político de la UNPACU, decidió hacer una huelga de hambre en mayo tras ser condenado a un año de prisión por el delito de desacato.

“A él lo vino a citar un oficial para presentarse al tribunal, no le permitieron abogado y fue condenado en un juicio totalmente sumario Él se plantó en huelga de hambre porque está preso injustamente y le impidieron ver a sus familiares al ser trasladado por haber tomado esa decisión”, relató su esposa, Rosa Aurora Arévalo, a CubaNet.

 

 

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985