Taller sobre berenjenas en Santiago de Cuba Foto © Facebook/ Periodista Carlos J. González

En medio de la escasez alimentaria en Cuba hacen taller en Santiago de cómo preparar berenjena

Mientras los habitantes de la ciudad de Santiago de Cuba sufren una de las mayores crisis de escasez de alimentos de los últimos años, fundamentalmente de cárnicos, viandas y vegetales, el gobierno local realiza un taller culinario destinado a promover nuevos platos a base de berenjena, precisamente uno de los productos que hace meses nadie ve en su mesa.

El Taller de Elaboraciones a base de Berenjena, que estuvo promovido por la Asociación Culinaria de Santiago de Cuba, convocó a chefs de los municipios y también contó con el apoyo de los máximos representantes del gobierno y el Partido en la provincia, todos con la idea de hacer extensiva la iniciativa al pueblo.

De esta actividad circulan imágenes hoy por internet donde se observan variados platos realizados en combinación con huevo, miel, queso, atún, papa fritas, otros vegetales, carnes como de cerdo, toda una serie de productos alimenticios que hoy le resultan desconocidos a la mayoría de la población.

En los famosos módulos de viandas y vegetales que se han vendido en la ciudad, durante estos meses de aislamiento social a causa de la Covid 19, prácticamente nunca se ha comercializado la berenjena, y se han limitado a vender casi exclusivamente ají, cebolla, mangos, plátano burro, piña de vez en cuando, y remolacha.

Además, cada venta de estos módulos se acompaña de inmensas colas, lo que disuade a muchos de hacerlas, limitando aún más la alimentación de los santiagueros de a pie, en momentos donde hasta conseguir condimentos, como la pimienta o el culantro y perejil, no solo es más difícil sino hasta más caro.

La actual escasez de alimentos que atraviesa la ciudad de Santiago de Cuba ha dejado especialmente vulnerables a algunos grupos, como son los niños y los adultos mayores donde conseguir pollo, carne de cerdo, malanga, entre otros, son muy necesario en las dietas a estas edades.

La realidad culinaria del pueblo santiaguero en estos momentos se limita casi a los diferentes picadillos, hamburguesas y tubos de jamón que se venden en las tiendas recaudadoras de divisas, a huevos si tienes 5 CUC y los compras en el mercado informal, y una que otra vianda, plátano burro fundamentalmente, que logres conseguir. Si tienes un bolsillo holgado, agregas uno que otro producto en conserva.

Pero en la actualidad resulta difícil conseguir viandas como la malanga, el boniato, el plátano, la calabaza, la papa; el pollo por las colas inmensas que genera, la carne de cerdo desaparecida y a precios por las nubes, los granos bastante escasos, el arroz más allá del que llega por la bodega no hay salvo en CUC, y los vegetales en sentido general también están ausentes.

Por eso resulta contradictorio, y hasta burlesco, que se promuevan talleres culinarios con productos alimenticios que están más que escasos, desaparecidos del hogar. Cobraría sentido tal actividad profesional si se hiciera con productos como el picadillo de pavo, casi el único cárnico estable hoy en la mesa del santiaguero.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985