Ómnibus Yutong en La Habana Foto © CiberCuba

Yutong entrega mascarillas a choferes cubanos de ómnibus para evitar propagación del coronavirus

La compañía china Yutong entregó mascarillas sanitarias a los choferes de ómnibus públicos de La Habana que trasladan al personal sanitario y otros trabajadores cubanos en medio de la situación epidemiológica asociada al nuevo coronavirus, contó la agencia asiática Xinhua.

Aunque el transporte público está suprimido en la isla desde el 11 de abril para controlar la propagación del COVID-19, las terminales municipales de ómnibus trasladan al personal médico y otros ciudadanos que trabajan en entidades que no cesaron sus labores.

"Usar el nasobuco es una protección para mí y para quienes montan en el ómnibus", dijo Jorge Hernández, un chofer de la base de transporte de Guanabo, donde hay otros 84 conductores y 57 autobuses Yutong que trasladan diariamente  a trabajadores de la salud de Alamar.

Al igual que Hernández, los choferes de las casi 20 terminales que tiene La Habana reciben con regularidad el medio de protección individual, que en la isla conocen también nasobuco, aseguró el medio de prensa chino.

Los choferes cubanos enfrentan grandes riesgos de infección al trasladar un elevado número de personas cada día y es importante que usen estas mascarillas, dijo Wang Tong, representante de Yutong en la isla.

Desde hace 15 años la marca china está presente en Cuba y hasta la fecha el gobierno ha comprado 10 mil 700 ómnibus destinados fundamentalmente al transporte de pasajeros, según datos oficiales.

No es la primera donación China que realiza a Cuba en medio de la crisis del nuevo coronavirus. La empresa asiática Beijing Fanglian Technology Co.,Ltd donó 100 mil mascarillas protectoras hace solo unos días. De todo ese material, al menos 40 mil se destinarían a los trabajadores del transporte, aseguró el MITRANS en un comunicado que se publicó en su portal web. El resto de las mascarillas se destinaría al personal sanitario.

Yutong también donó a la isla un grupo de ambulancias de presión negativa, vehículos que minimizan los riesgos al personal médico durante el traslado de pacientes con enfermedades infecto-contagiosas y son muy útiles en medio de la crisis asociada al nuevo coronavirus en Cuba.

En medio de la actual situación epidemiológica, las autoridades cubanas han decretado el uso obligatorio de nasobucos, a partir de una indicación del MINSAP y otras resoluciones y decretos. No obstante, juristas en la isla del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) consideran que no cuentan con todo el respaldo legal necesario y que por tanto las multas que se imponen pueden llegar a ser contradictorias.

Pese a la imagen de control de la pandemia que se difunde desde el oficialismo en Cuba, donde por octavo día consecutivo no se reportan oficialmente nuevas muertes asociadas al coronavirus, la realidad del día a día muestra un escenario de desprotección  de muchos de ciudadanos.

El ejemplo más notorio son las recurrentes colas a las que debe someterse la población para comprar productos de primera necesidad y que evidencian no solo la incapacidad para gestionar la crisis, sino que la población no es capaz de mantener la distancia social recomendada y se expone a la enfermedad de manera constante.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985