Barack y Michelle Obama Foto © Collage YouTube / Screenshot

Los Obama califican de 'llamada de atención' el actual contexto en EE.UU. y piden votar por el cambio en las elecciones

El expresidente Barack Obama y la exprimera dama Michelle Obama participaron el domingo en Dear Class of 2020, con sendos discursos en los que se refirieron a las protestas en EE.UU. por la muerte de George Floyd, entre otros temas.

La pareja aprovechó sus palabras de homenaje a los recién graduados para comentar las desigualdades y prejuicios puestos en foco por las recientes protestas de Black Lives Matter, e instaron a los graduados a votar por el cambio en las próximas elecciones.

Ambos aludieron a los tiempos inciertos que enfrenta el país, lo que consideran una "llamada de atención", además de "una oportunidad increíble” para las generaciones más jóvenes.

"En los últimos meses, hemos sido sacudidos no solo por una pandemia, que nos robó a muchos de nuestros seres queridos, dio la vuelta a nuestras vidas diarias y envió a millones de personas al paro, sino también por el retumbar de las viejas líneas de fractura sobre las que nuestro país fue construido. Las líneas de raza y poder que son, una vez más, expuestas de forma tan desnuda para que todos nosotros podamos lidiar con ellas", dijo Michelle.

“Lo que está ocurriendo en este momento es una consecuencia directa de décadas de prejuicios sin abordar y de desigualdad. La verdad es que, en lo que respecta a todas esas historias intachables de trabajo duro y autodeterminación que nos gusta contarnos sobre América, bien, la realidad es mucho más complicada que eso porque para muchas personas de este país, da igual lo mucho que trabajen, hay barreras estructurales que funcionan contra ellos y hacen que el camino sea más largo y escarpado. Y algunas veces es imposible moverse un escalón más arriba", añadió.

Michelle aseguró que “la ira es una fuerza poderosa, puede ser una fuerza útil, pero si se deja sola, únicamente se corroerá y destruirá y sembrará el caos. Sin embargo, cuando la ira se canaliza hacia algo más, eso es lo que cambia la historia".

"A veces es más fácil estar con extraños en una manifestación que desafiar a alguien en tu propio patio trasero. Si escuchas que algunas personas expresan opiniones intolerantes o hablan en contra de ‘esas personas’, depende de ti llamarles la atención, porque no resolveremos nada si solo estamos dispuestos a hacer lo que es más fácil. Tienes que tomar decisiones difíciles y sacrificarte. Si pasas mucho tiempo etiquetando y poniendo hashtags y publicando posts, eso es útil, pero es solo el comienzo", concluyó Michelle, que instó a la acción útil, más allá de las redes sociales.

"Somos una nación fundada en la protesta"

El expresidente Barack Obama, por su parte, dijo que las protestas pacíficas son "patrióticas" porque "arrojan luz sobre la injusticia", aumentan la conciencia pública e "incomodan a los responsables de una manera saludable". 

"Somos una nación fundada en la protesta”, añadió.

Durante su discurso, Obama no mencionó directamente a su sucesor, Donald Trump, pero criticó ampliamente lo que llamó las "divisiones y disfunciones que plagan nuestro sistema político", y recordó que las redes sociales pueden usarse como "una herramienta para difundir conflictos, divisiones y falsedades, intimidar a las personas y promover el odio", en lo que parece ser también una alusión indirecta al actual presidente.

"Ya sea que se amplíe la desigualdad económica, la falta de atención médica básica para millones de personas, el flagelo continuo de intolerancia y sexismo, o las divisiones y disfunciones que afectan a nuestro sistema político. Del mismo modo, las protestas en respuesta al asesinato de George Floyd, y Breonna Taylor, y Ahmaud Arbery, y Nina Pop, no son simplemente una reacción a esas tragedias particulares, tan desgarradoras como son, hablan de décadas de angustia y frustración por el trato desigual y el fracaso para reformar las prácticas policiales en el sistema de justicia penal más amplio”, concluyó Obama. 

La pasada semana, Obama ya había enviado un mensaje de esperanza a los jóvenes, a quienes llamó a actuar para cambiar el país y hacer “que esté a la altura de sus más altos ideales”.

El exmandatario instó el pasado 3 de junio -en medio del punto más delicado de la protestas por la muerte de George Floyd- a aprovechar “la oportunidad de trabajar juntos para enfrentarlo, cambiar a Estados Unidos”.

Esas declaraciones en público, las primeras tras la muerte del afroamericano, fueron hechas durante el debate virtual "Reimaginar la vigilancia policial a raíz de la violencia continua", que organizó My Brother's Keeper Alliance, un programa de la Fundación Obama.

Obama describió el acontecimiento como una tragedia “difícil, aterradora e incierta”, y envió condolencias en su nombre y el de Michelle a las familias y afectados por la muerte de Floyd.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.